Ajedrez

Editorial / Venezuela RED Informativa

Si para Donald Trump el objetivo continúa siendo “Hacer de América grande otra vez”, para la Resistencia la meta es la liberación de nuestro país para iniciar la reconstrucción de Venezuela.

La realidad es que, para la Resistencia venezolana, sin Donald Trump a la cabeza del gobierno de Estados Unidos, no llegamos. No podemos. Solos y sin él, es imposible lograr la recuperación del país. Enfrentar y vencer al mal en pandilla que funciona como Estado en Venezuela sin los verdaderos amigos del Norte, es perder para siempre la partida.

¡Para muestra Cuba!

Acá no hay de otra. El bien tiene que triunfar sobre los malos. Sobre la complicidad comercial del grupo Clinton/Obama y docenas de tiburones más del partido Demócrata del Siglo XXI, que se cansaron allá de tener un gran país.

El mundo fragmentado post peste china ya es otra cosa. Los centros de poder están variando su polaridad a una velocidad increíble. El brazo peleón de los chinos, Irán, se alista para dar el zarpazo final sobre la América del Sur a través de la rendija que le ofrece la actual Venezuela.

Rusia y la Europa tambaleante tienen como estrategia menoscabar el poder y la influencia norteamericana en nuestra región, haciéndoles el juego a los asiáticos.

En este “todos contra todos” bajo la línea de la China comunista disfrazada de capitalista, el objetivo es acabar con la Norteamérica con la que sueña Trump.

En la partida del AJEDREZ mundial, Venezuela se mueve a varias manos. Ya somos el escenario de tremendas fuerzas que se disputan por el control del planeta. Las fichas se están moviendo de un lado a otro, solo con apariencia desordenada. Pero responden a un plan siniestro desde hace añales concebido. El traidor de Hugo Chávez vendió el alma del país a las fuerzas más retrogradas y miserables del mundo. El miserable del señor Maduro solo continúa su obra de aniquilación y genocidio nacional.

La estrategia consiste en golpear al Rey, en un esfuerzo por conseguir el jaque fulminante desde su propio campo. Si se salva la “pieza”, la partida continuará andando, y entonces, solo entonces, nos tocará “mover” nuestras fichas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − 10 =