Al régimen de Maduro se le acabó la gasolina

Glenda Romero / Venezuela RED Informativa

Ya la ausencia de gasolina en Venezuela no se puede ocultar, en la capital, en la provincia y en la frontera, el combustible está ausente y si aparece, el consumidor lo paga en dólares y con toda una aventura de por medio; por eso Maduro sin disimulo, oferta públicamente la otrora gallina de oro, para los venezolanos.

La ruina en la estatal PDVSA ya no es secreto de Estado, Maduro ha ofrecido a los inversionistas foráneos, la industria de los hidrocarburos, y es que ya no hay ni gasolina en Venezuela.

“Aquí están los portafolio de inversiones listos, vengan entérense de que se trata”, le declaró a una agencia de noticias norteamericana, invitando a inversionistas a involucrarse, en la producción del petróleo venezolano.

La ausencia del combustible escasea en Caracas, donde los choferes duermen y se amanecen haciendo colas para adquirirlo. En el resto de los estados del país, el combustible es más escaso y más caro. En la frontera colombo venezolana, la denuncia de los lugareños es que el escaso rubro, sólo es posible obtenerlo pagando en dólares.

Hace más de un mes, que por ejemplo a San José de Perijá no llega combustible, ni gasoil, ni gasolina.El tránsito ocurre sólo en motos y bicicletas. Los otros vehículos que transitan por la zona son los carros oficiales.

Existen ventas improvisadas, con precios variados e indefinidos, en la carretera Machiques-Colón, allí se consigue combustible en dólares, a lo largo de la carretera y no en las gasolineras.

Los conductores se orientan a través de carteles improvisados, que ofrecen la venta de gasolina en botellas de plástico. Jóvenes, adultos y hasta niños son los vendedores de gasolina en estos pueblos fronterizos. En el caso del gasoil, lo venden en bidones y uno sólo tiene el costo de 160 dólares.

El precio de la gasolina es más costoso en Machiques-Colón. En el municipio Machiques de Perijá, el litro de gasolina tiene un precio de tres dólares, y es que a Perijá llega la gasolina que entra por el río Catatumbo y por eso su precio es más elevado.

Tanto en la zona fronteriza con Colombia, desde San Cristóbal y en la parte venezolana, que hace frontera con Colombia desde el Zulia, la compra del producto, no sólo es muy costosa, sino que implica un riesgo para quien la adquiere, porque solo puede obtenerse en botellas de gaseosas, toda vez que las estaciones de servicio no ofrecen el combustible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + dos =