Antes

Editorial / Venezuela RED Informativa

La lectura del “asunto” Venezuela, desde la mirada de la América de Joe Biden es, definitivamente, otra cosa. ANTES las letras chiquitas y las grandotas con que se “escribían” las Políticas de Norteamérica, tanto las de adentro como en lo exterior, no cambiaban significativamente de una administración a otra. Apenas se matizaban. Quizás solo se “movían” de posiciones. Variaban en sus jerarquías, nada más.

Hoy, por razones del perfil y del “origen” mismo del nuevo inquilino de la Casa Blanca. Por la naturaleza y curricula del equipo que le acompaña. Y, sobre todo, por los intereses bien definidos que han hecho públicos los grandes grupos de intereses que determinaron su triunfo, todo pinta que lo que tienen para nosotros, no nos favorece como país.   

La descomunal incidencia del gran capital norteamericano, con arraigados intereses en la China Comunista. La cantidad de planes, esfuerzo y dinero que quedo “flotando” y “pendiente” por moverse e invertirse en la esclavizada Cuba. Justamente por los mismos capitales norteamericanos con base en la China. Esas masas gigantes de dinero están todavía en estado de “atraso”, aún no han sido convertidos en fábricas y operaciones industriales y comerciales en la destartalada isla de Cuba. En algún momento para ser montadas, por cierto, en sociedad con la siniestra familia de los Castro y con los mismos boliporquerías que han producido la revolución bolivariana en las últimas dos décadas.  

Es que todo un mundo de “posibilidades” inimaginadas está en suspenso desde la Era Obama/Clinton/Biden, que todavía no ha llegado a ser. Todo un universo de “posibilidades” quedaron atrapadas en un solo corto momento de la historia del Hemisferio Occidental: el Tiempo de Donald Trump.

En América Latina, la visión del “asunto” Venezuela es solo un problema de gobiernos. De funcionarios. De resultados electorales.

En Norteamérica ANTES no era así. Ahora, en cambio, con el circo de fenómenos que ha montado la administración Biden/Harris, parece que los venezolanos no avanzaremos como país más allá de varios TPS’s hemisféricos, y así, muchos de nosotros dejaremos de joder con nuestro cuento de nunca acabar de lo mal que estamos como nación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 − 6 =