Antes

Editorial /Venezuela RED Informativa

ANTES el alto comisionado de los derechos humanos de la ONU trataba de no relacionarse con los gobernantes criminales del mundo.

Ahora, en cambio, la señora Bachelet dice tener mucho que aprender sobre normas de buen comportamiento para el manejo del estado, por parte de un individuo como el señor Maduro. Por eso le invita a participar en una videoconferencia, para que haga sus aportes y proponga soluciones de cómo abordar a los gobiernos tránsfugas del planeta Tierra que atormentan, saquean y torturan a naciones indefensas enteras.

ANTES el Departamento de Estado de los Estados Unidos de Norteamérica no se calaba el discurso marxista- leninista de la diplomacia ambigua e inútil dentro del Sistema ONU. Más bien no dejaba muñeco con cabeza, y donde podía apretaban más la tuerca de las sanciones, medidas y amenazas en contra del régimen de Venezuela y de otros facinerosos más.

Ahora el Secretario de Estado comparte espacios vía satélite con el señor Maduro, en el mismo sarao de la preservación de los derechos humanos del mundo, que patrocina la ONU en estos días. Es decir, convive sin problema alguno con los tiranos que nos destruyen como país. Pero, ¡eso sí!, insisten en la cantaleta aquella del “cese de la usurpación”, Juan Guaidó y no-se-cuántas-estupideces-más, que ni resuelven “esto” ni le sirven realmente para nada a los millones de venezolanos de Adentro o de Afuera.

Es que ANTES, justamente, era eso lo que pasaba en las dos Administraciones de Barack Obama. De una diplomacia de regaños vía micrófonos en contra del gobierno en Venezuela jamás avanzó la cosa. Inolvidable: con el régimen de los Castro en Cuba siempre existió mucha risa.

ANTES, carreteados por una Norteamérica totalmente diferente a “esta”, se empujó el carro del Mundo Libre para extirpar al NARCORÉGIMEN de Caracas.

Ahora a Chile, Colombia, Brasil y al resto de la América Latina huérfana, les ha dado por creerse el cuento chino del “arreglo” electoral en nuestro país, con todo y Smarmatic como plataforma.

Es que ANTES Norteamérica se entendía a sí misma como una Gran Potencia… y ¡ya no!

…y ANTES Venezuela era un Estado… y ¡ya no!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × dos =