Argentina

Editorial / Venezuela RED Informativa

Un nuevo eclipse oscurece al Sur de la América del Sur. A cinco días de la Noche de Brujas, Argentina se ensombrece con el triunfo de la izquierda.

Macri, el presidente amigo de Venezuela y de los venezolanos en desgracia, NO logró comunicar ni aterrizar los cambios/país que se requerían en Argentina, para hacer de ella nuevamente una gran potencia.

Fernández, tras conocer su triunfo, pide un minuto de silencio por el “descanso político” de Mauricio Macri.

Otra alerta nítida y clara se dispara en América. La porquería del siglo XXI nunca se ha ido. El error es de las democracias. El error de comprensión es nuestro. No podemos seguir confundiendo a estos delincuentes que se aprovechan de las libertades que ellos cuando pueden pisotean, como simples rivales políticos o contendientes electorales.

Lo correcto es entenderlos como lo que realmente son: enemigos. Y, en cuanto den el primer traspié, aprovechar para rematarlos sin ningún asomo de dudas o escrúpulos. Con esta clase de animales salvajes no hay negociación ni arreglos políticos posibles.

Son ellos o nosotros. ¿Se entiende, verdad?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez − 5 =