Arrear pal’ monte

David Bonyuet / Venezuela RED Informativa

En cualquier democracia, la participación electoral es fundamental para lograr los cambios y progresos necesarios. Hace tiempo dejamos de ser una democracia. Aunque algunos ilusos intentan pedalear en este lago seco, no hay forma que las parlamentarias tengan algún resultado en Infiernozuela y el usurpador está tan confiado que aseguro “si gana la oposición la AN, me voy de la presidencia”. Por el otro lado, los legítimos desesperadamente intentan un artilugio que fue anteriormente desconocido por ellos mismos. Ahora pretenden decir que eso que pisotearon antes ahora si va a ser cumplido y ejecutado… ujum…

¿Por qué repiten la consulta? … pues porque no saben qué hacer y prefieren no hacer nada consultando. Entonces, tenemos a los malos muy malos con elecciones fraudulentas y los legítimos que no han cumplido NINGUNA DE SUS PROMESAS, ahora quieren consultar lo que todos ya sabemos. Nunca consultaron si estaba bien abandonar a los diputados del Amazonas, tampoco se les ocurrió preguntar si tirábamos la toalla en 1, 2, 3.

Un líder no anda preguntando qué hacer … Ni Mandela pregunto cómo actuar ante el apartheid, ni Churchill hizo consultas para unir a Inglaterra contra los nazis. Lo que hay es una muy pobre clase politiquera de arrastrados, miedosos y cobardes que no quieren hacer nada por el país sino solo por su propio beneficio. El Mandela venezolano anda por ahí diciendo “hay que revisar la orientación de las sanciones contra Venezuela”; con lo cual confiesa que prefiere transar con los malos muy malos.

El chantaje avanza en ambos lados:

1) no votas, no comes -> chantaje físico
2) tu protesta es con la consulta -> chantaje moral

En ambos casos es una extorsión precisamente de los que no hacen nada. ¿Habremos abierto los ojos? Curioso que los padres del Mandela venezolano no apoyan la consulta, pero tampoco apoyaron el R2P. El venezolano de a pie está desprotegido y los politiqueros están desesperadamente buscando cómo cuidar su curul sin hacer nada.

Si en la consultada anterior (16 Julio del 2017) hubiese resultado algo significativo, sin duda, ahora habría un mínimo de motivación para volver a tener alguna acción. Pero la verdad es que no solo hemos sido estafados en esa consulta, la realidad es que todos esos politiqueros no han cumplido NADA de NADA y ahora sí estamos seguros que hemos sido ENGAÑADOS por unos aprovechadores. ¿Cuál es la posibilidad de que cumplan algo de esta nueva consulta?

El activismo por la consulta es bien pobre … y esta apatía no es reflejo de los ciudadanos, al contrario, es un signo de la descomposición de la dirigencia cómoda, inocua, indiferente y ocupante. Ellos creen que pueden arrearnos cuando les place para satisfacer su ego protagónico inservible. Tristemente no hay nada concreto detrás de este llamado. La defensora del oro confesó que “es trágico, han pasado dos años y el pueblo venezolano está sufriendo más que nunca” … y ¡tiró la toalla!

Hay demasiado egoísmo … no solo por “apoyar cosas”, sino en hacerlas. Si cada acto relevante requiere de una consulta nacional, entonces ¿para qué sirve ese cargo de la presidencia? El principal ejemplo está ahí al frente: Guaidó se reeligió para no hacer nada y a un mes de perderlo todo pide una consulta para justificar quedarse, no solamente es un insulto a los venezolanos que sufren a diario, es una irresponsabilidad garrafal.

Como dicen por ahí un pueblo que participa en consultas de corruptos, ladrones, prófugos, mentirosos, aprovechadores… No es víctima … sino cómplice. ¡No cuenten conmigo!

@DBonyuet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − 12 =