Bolero

Editorial / Venezuela RED Informativa

La fiesta que montaron en México solo duró el tiempo suficiente para que hicieran sonar apenas un triste BOLERO. Así mismo, conforme a lo esperado, “los objetivos del gobierno fueron alcanzados”.

El mérito del encuentro entre el grupo de Nicolasito con la cuerdita del Blyde fue más que suficiente. La chorrera de países que jugaron adelantado con el arrebato de los titiriteros que manejan a Juan Guaidó se salvó por los pelos. Ya no verían la hora para deshacerse de los “compromisos” establecidos con esa banda de ladrones, y poder realizar a sus anchas sus negocios ya andando con la Venezuela bolivariana. Esa que nunca, pero nunca, ha dejado de controlar gobierno y territorio en todo momento.

Así, como dice el BOLERO: “… te devuelvo tu promesa de adorarme… ni siquiera tengas penas por dejarme…”. De manera que cada quien, cada país envuelto en este relajo quedará muy bien con el régimen de Caracas; mientras maquillan sus feas caras con una nueva marca cosmética que pinte de color democracia a sus discursos públicos.

Mientras Joe Biden y su gobierno mienten, mienten desvergonzadamente sobre el curso del “asunto Venezuela”. Repiten como loros rascaos que no van a aflojar las sanciones en contra de Caracas. Todo ello, mientras un bojote de tanqueros petroleros de medio planeta dejan y recogen crudo y mejoradores en nuestros terminales.

Con cinismo del siglo XXI, el Departamento de Estado juega a ser el muñequito del Monopolio. Solo les resta levantar la prohibición sobre el uso de los fondos robados, que tienen los pillos de la revolución en depósitos congelados dentro de América. Apagar las alertas internacionales en contra del alto gobierno del chavismo y retirar los anuncios de las recompensas ofrecidas por quienes desangran a nuestro país desde Miraflores.

Con la fiesta del único BOLERO, Caracas, recupera sus credenciales internacionales como estado “normalito” de la comunidad internacional. ¡Impecable la jugada de la diplomacia desde La Habana!

Para todo lo demás, están los “influencers” de la política venezolana. No perderán la ocasión de decir que la oposición salió fortalecida, que el gobierno cedió ante la estrategia Guaidó, y mil estupideces más.

Mientras que la única gran verdad es que ya se le agotó la cuerda al Presidente Provisional. Que tenemos bien instalado al señor Maduro para un buen rato más y que, sin Resistencia, esto se terminará de joder para siempre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 5 =