Borges saltó más alto que Yulimar

Glenda Romero / Venezuela RED Informativa

Comienzo por quitarme el sombrero por mi admiración y respeto con nuestra gran atleta Yulimar Rojas, honorable representante del tricolor venezolano, que ha mostrado como ejemplo a la juventud el valor a seguir, cuando se tiene la plenitud de la vida. Sin duda, su salto merece todos los aplausos del mundo. La mayoría de los venezolanos quieren ser como élla.

Julio Borges, por el contrario, juzguen ustedes, saltó, corrió y brincó, usando toda su energía y fuerza, pero no para alcanzar una meta honorable, y menos aún para constituirse en ejemplo. Anotó en su trayectoria un triste, repudiable y condenable hecho delictivo, que enjugó las palpitaciones de un niño.

Ahora volvió a correr para no asumir los monos que la corrupción del G4 dejó en monómeros. Ciertamente no le gusta asumir y siempre se quiere pegar de la cómoda frase “yo no fui”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez − siete =