Brasil niega “cualquier participación” en asalto a destacamento militar de la Gran Sabana

Trinidad Martel / Venezuela RED Informativa

El gobierno brasileño negó este lunes 23 de diciembre “cualquier participación” en el asalto a un destacamento militar en el sur de Venezuela, en respuesta a las acusaciones del gobierno chavista.

Un grupo de reservistas indígenas pemones armados, liderados por un oficial desertor del Ejército de Venezuela, atacó las instalaciones del Batallón 513 Mariano Montilla, ubicado en Luepa, municipio Gran Sabana. Los atacantes sustrajeron 112 fusiles Ak103 y municiones que luego fueron recuperados.

El gobierno de Nicolás Maduro atribuyó el ataque, que dejó un militar muerto y seis detenidos, a opositores entrenados en “campamentos paramilitares” de Colombia y respaldados por autoridades de Brasil y Perú.

“Recibieron la colaboración artera del gobierno de Jair Bolsonaro”, destacó el ministro de Comunicación (de Maduro), Jorge Rodríguez.

Vladimir Padrino López dijo que de este asalto en ciudad Bolívar, resultó fallecido un efectivo del Ejército: “En la madrugada de este lunes 23 de diciembre, fue asaltada una unidad militar al sur del país, por sectores extremistas de la oposición, siendo sustraídas un lote de armas de dicha unidad”, escribió en Twitter el ministro de Defensa, general Vladimir Padrino.

“De este ataque terrorista resultó fallecido un efectivo de tropa del Ejército”, añadió el ministro.

Padrino dijo que, tras el asalto, varias unidades militares y policiales de la zona iniciaron la persecución de los atacantes, lográndose la recuperación de las armas.

Padrino reportó que los capturados “están aportando información de interés criminalístico” y que organismos de seguridad del Estado “están activados en persecución del resto”.

Los asaltantes apoyados por un grupo de indígenas pemones, tomaron un destacamento militar y una estación policial, y sustrajeron 112 fusiles Ak103 y municiones.

El 14 de diciembre, el régimen acusó a dos parlamentarios de la oposición de fraguar una tentativa golpista contra Nicolás Maduro, con la supuesta complicidad de Juan Guaidó.

Según Rodríguez, el plan, que incluía la toma de dos cuarteles en el estado Sucre (este), formaba parte de una presunta conspiración que sus autores buscaban extender a Caracas y otras regiones.

Brasil forma parte de la cincuentena de países que reconocen a Juan Guaidó como Presidente Interino de Venezuela.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: