Caiga quien caiga

Darwin Chávez / Venezuela RED Informativa

Temen y con mucha razón un ataque al estilo de lo que hizo EEUU contra el general iraní, Qasem Soleimani, a quien dieron de baja con un ataque mediante drones y misiles Hellfire. Eso es una probabilidad muy real en medio de la paralización del país por la falta de gasolina y cuarentena. Hoy su caravana presidencial sería muy visible porque estaría casi sola en la calle. Y a pesar de que usen varios señuelos, aún estaría muy expuesto. Pero además hay helicópteros y aviones disponibles para su movilización inmediata. Una parte del plan incluye un viaje urgente a Cuba, si las cosas empeoran a niveles poco manejables. No quieren dar papaya.

En el caso de Diosdado Cabello él está siendo protegido sólo por Casa Militar y también usa varios sitios seguros, incluyendo bunkers. Ese día salió de su casa en una exclusiva urbanización de Caracas y quizás nunca más regrese. No sólo temen una acción de EEUU o de contratistas de ese país para atraparlos, sino que están muy temerosos por traiciones internas. En este escenario cobra mayor vigencia el papel de Cilia Flores, ¿Por qué? Porque ella ha sido siempre la más inclinada a la negociación, pero sus iniciativas eran frenadas por dichos y acciones de Diosdado Cabello. Ahora la negociación no es colectiva, sino del grupo familiar y por eso Cilia debe estar usando toda su capacidad para entablar contactos con Estados Unidos a fin de llegar a un acuerdo. Mientras que Diosdado Cabello debe andar en lo mismo usando a su “bisagra” con USA, ¿Quién es esa “bisagra”?

Es importante que no sólo se detenga a ver quiénes están requeridos por la justicia de EEUU; sino quienes no están. ¿Por qué? Porque su ausencia, por ahora, no es un error de los gringos, sino una acción premeditada, ¿quiénes no están? Les doy solo cuatro nombres: el almirante Remigio Ceballos, jefe del CEOFAN; Jorge Rodríguez, Delcy Eloína Rodríguez, Rafael Ramírez y el general Gustavo González López, actual director del SEBIN. ¿Casualidad? No, por algo los dejaron por fuera, por ahora. Ellos pueden ser útiles al momento de impulsar la transición o participar en una traición interna.

El frío de sangre recorre a los líderes del chavismo, estén o no en la primera lista, porque saben que se les acaba el tiempo y las cosas van a terminar muy mal para ellos. Esperemos acontecimientos y la recomendación: analizar muy en frío cada hecho u omisión dentro de los sucesos que están por venir. A veces en las ausencias y/o omisiones, hay claves importantes para entender la situación. De lo que también estoy seguro es que, desde hace una semana, la cantidad de llamadas desde Venezuela a EEUU aumentaron.

Minutos después que el Fiscal General de EEUU, William Barr, anunció los cargos criminales contra Maduro y el resto de los rojos; un amigo de esos que son bien suspicaces me escribió un mensaje que contenía una pregunta: ¿Por qué no está el general Gustavo González López? Eso me llevó a revisar de nuevo la lista y para mi sorpresa no aparecía el actual director del SEBIN ¿Por qué su extraña ausencia? De inmediato hice dos consultas. Sólo una de las fuentes me respondió: “Mi general González López es una especie de “bisagra” entre algunos líderes del régimen y Estados Unidos. El actúa como operador de Diosdado Cabello con los gringos. Es como un puente”. Ahí entendí porque no lo incluyeron entre los solicitados, pues EEUU quiere mantenerlo como operador buscando una salida al conflicto.

La lista de los enchufados más buscados generó reacciones de los señalados. Como era de esperarse, comenzaron a buscar entregarse para evitar males mayores. El primero fue Clíver Alcalá Cordones quien estaba en Colombia y de pronto fue avisado de algo, por lo que grabó un video improvisado. Tan improvisado que al parecer la ropa que usó no era de él, sino que lo auxiliaron porque lo tomaron desprevenido. Su vida corría peligro y por eso decidió entregarse a la DEA. El otro que anda en lo mismo es el general, Hugo “El Pollo” Carvajal. Las informaciones recibidas indican que regresó a España y está tendiendo puentes con EEUU para formalizar su entrega.

Carvajal no ha hecho lo mismo que Cliver, porque no está corriendo tanto peligro. En suelo español pudiera estar recibiendo apoyo de sus amigos del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) de ese país y no se descarta de que, para llegar a un acuerdo con los gringos, esté siendo ayudado por Rafael Ramírez, quien por cierto está en Italia con poca capacidad de movimiento, ante las restricciones por la pandemia. Ambos personajes son bien importantes por la información que manejan. Por eso el alto precio de la recompensa. En el caso de Alcalá Cordones les recomiendo que revisen un largo hilo de Twitter del amigo y militar retirado, Lucas del Moral (@lgdmrey), quien lo conoce muy bien.

En esta razzia contra los enchufados se salvarán pocos. Muchos creen que por estar “protegidos” por militares en Venezuela, no los tocará el largo brazo de la justicia. Nada más errado. Creen que a EEUU solo les interesa Maduro, Diosdado, Padrino y Maikel Moreno, entre otros. Creen que sus nombres son poco conocidos, pero resulta que no. La investigación ha sido amplia, larga e involucrado a una gran cantidad de agencias federales. Saben dónde están. Incluso saben que les han aprobado asilo político en ese país. ¿Por qué recibieron ese beneficio? Porque así son más vulnerables. Toda la información sobre ellos está documentada. Saben que les gusta hacer, donde lo hacen y con quién se juntan. Saben que algunos gustan de jugar golf en alguno de los campos en Florida, disfrutando de la riqueza que acumularon gracias a los negocios. Tienen precisados sus negocios, sociedades, empresas y propiedades.

Cuando la purga comience caerán muchos venezolanos y zulianos, quienes se prestaron para negocios con el lado oscuro. En esta columna hemos señalado a muchos de ellos. Algunos están más en EEUU que en Venezuela. O sea que están a tiro. Por ejemplo, la lista de los maracuchos que hicieron negocios con “Nicolasito” es bien sustanciosa, ¿verdad Carlos Salazar? La lista de quienes participaron en el saqueo de PDVSA también es larga y tiene a muchos que son del Zulia: Sandy Castellanos y sus hermanos, Albert Leal, Deivi González, Alexander Leal, Erick Ávila, Paúl Peraza y el resto de quienes se hicieron millonarios defraudando al país.

Un grupo de supuestos “especialistas” cubanos están trabajando para recuperar el craqueador catalítico de la refinería El Palito, en Puerto Cabello, para tratar de producir la gasolina que no logran comprar en el exterior. Cuando recibí la información, de inmediato pregunté, ¿“Especialistas” cubanos? La respuesta fue elocuente: “Si, son unos técnicos cubanos que manejan la refinería de Cienfuegos que es un perol viejo de la era soviética. Esos tipos no conocen la tecnología norteamericana que está en El Palito. Cómo el primer grupo no pudo con el craqueador, están por llegar otros supuestos técnicos. Urge al chavismo recuperar esa unidad que no funciona desde hace muchos meses”.

Esos presuntos “técnicos” cubanos no creo que tengan la experiencia y la experticia para poner en marcha dicha unidad y cualquier error, puede generar consecuencias terribles. Con un craqueador catalítico no se juega. Eso es una bomba de tiempo. Me aseguran que, si los cubanos arrancan la refinación en El Palito, tratarán de hacer lo mismo en Amuay ¿Por qué no usar técnicos venezolanos? Porque esa mano de obra tan especializada ya no está en PDVSA, sino que está dispersa por el mundo trabajando en compañías muy importantes.

Otro de los focos de atención de las autoridades de EEUU es lo que han hecho los enchufados en la población de Adicora, estado Falcón ¿En Adicora? Si, en esa población de la península de Paraguaná, los enchufados han venido comprando terrenos y propiedades que están en las mejores zonas. Les interesan aquellas que están en la parte más céntrica del pueblo, para instalar posadas y las que están más apartadas para sus refugios de placer y negocios ¿Qué tiene Adicora que le interesa a los enchufados? Tiene tres cosas fundamentales. La primera una pista área que, casualmente, fue reparada luego de muchos años de abandono y que ahora recibe con mucha, quizás demasiada, frecuencia aviones privados que llegan, dejan pasajeros y luego regresan después de varios días a recoger. Por obra de la bendita casualidad, los arreglos de la pista los hizo el régimen por petición de María Gabriela Chávez.

Adicora es una población que está lejos del foco de la opinión pública y se presta para grandes bacanales con licor, droga y cualquier otra cosa extraña que usted de imagine. Y lo tercero, es que es una zona de costa y muy cercana a las islas del Caribe, lo que es propicio para algunos “negocitos” de esos que les encantan a muchos boliburgueses. Adicora se ha convertido en una alternativa para esos enchufados junior, o sea hijos de enchufados grandes, que necesitan playa, privacidad y rumba, además de otros negocios.

Venezuela sin combustible y Maduro envía barcos con toneladas de gasoil a Cuba, como pago por el respaldo política y la seguridad que le prestan agentes del G2. Pero eso no es todo, pues resulta que detrás del envío de combustible a la isla hay un guiso a través de la agencia naviera que maneja los embarques. Me cuentan que hay una sociedad entre el gerente de la Aduana Principal de Las Piedras en Paraguaná, Falcón, Eduardo José Gallardo Bravo, con el dueño de la agencia Navasca, Hegrelin Romero Guanipa. Ellos obtienen jugosas ganancias con el manejo de esos embarques, que por cierto violan las sanciones de EEUU; o sea que ambos pueden ser sancionados por aquel país. Pero en el negocio además participa el nuevo presidente de PDV Marina, César Vladimir Romero Salazar, quien nombró a Navasca como la agencia naviera para esos embarques. Ni en tiempos de cuarentena, los chavistas dejan a un lado sus guisos.

Las decisiones de Rosneft y Chevron, aunque distintas en algunos puntos, marcan un mayor deterioro de la industria petrolera en Venezuela. Es público, notorio y evidente que la mayor parte de la actual producción de crudo se sustenta en la labor de las empresas mixtas, porque la capacidad de PDVSA de producir es ínfima. Con el retiro de ese par de compañías, más las decisiones que tome Repsol en los próximos días, acentuará la crisis en la industria. Aunque ambas se desligan del régimen, Chevron se va porque le van a negar la renovación de la licencia de la OFAC; mientras que Rosneft traspasó sus activos en Venezuela a una compañía estatal rusa que aún se desconoce cuál es.

La jugada rusa apunta a que esos activos queden en manos del gobierno de ese país, que por supuesto tiene mayor capacidad de negociación frente a los escenarios que puedan estar por ocurrir en Venezuela. Hubo un traspaso de activos, pero eso no significa, ni implica, que continuará la operación conjunta con la Corporación Venezolana de Petróleo. Creo que sólo es una acción que busca proteger los intereses rusos y no ayudar a Maduro. El régimen cada vez está más solo en su agonía.

En el mínimo sí están las reservas de gasolina en Bajo Grande, hasta la tarde del lunes 30/03. Mis fuentes en PDVSA me informan que apenas hay 4% de inventario de gasolina y que eso lograron estirarlo gracias a las restricciones en el suministro de gasolina. Y lo peor es que no hay ni señales del supuesto barco ruso que anunció Omar Prieto. Temen que en el transcurso de esta semana se acabe lo poco que queda. En la misma situación están las reservas de gasolina del resto del país. Por eso el apuro de traer “técnicos” cubanos para tratar de arrancar el craqueador catalítico de la refinería de El Palito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − tres =