Cámara de Comercio de Maracaibo alerta: Empresas no podrán pagar impuestos

Trinidad Martel / Venezuela RED Informativa

La Cámara de Comercio de Maracaibo (CCM), alertó este miércoles 1 de abril que las empresas privadas de la entidad presentarán dificultades para cancelar sus impuestos, pago de nóminas, entre otras acciones por falta de ingresos económicos a causa de la cuarentena social decretada por el Ejecutivo Nacional.

A pesar de que el gremio zuliano no rechaza la medida que busca evitar la propagación del coronavirus en Venezuela, ve con “gran preocupación” que entre las acciones tomadas “hacen muy poco por ayudar al sector privado” durante el periodo de confinamiento social. Es así como las empresas consideradas como no esenciales, se les obliga a suspender operaciones, pero al mismo tiempo, se les mantienen intactas todas las obligaciones tributarias y contractuales”, reza la CCM a través de un comunicado.

Ante la agravante situación del sector privado, la Cámara de Comercio de Maracaibo, solicita nuevamente al Gobierno Nacional, al Seniat y al Gobierno Municipal, “suspender las multas por declaraciones extemporáneas y conceder prórrogas al pago de los impuestos, especialmente el pago del ISLR”, entre otras acciones que reduzcan el impacto financiero a los empresarios zulianos.

A continuación, el comunicado integro:

Venezuela continúa atravesando por la peor crisis económica y social de su historia moderna, profundizada, por la pandemia mundial del COVID-19 (Coronavirus). Es por ello que el Gobierno Nacional decretó el pasado 13 de marzo el Estado de Alarma (medida fundamentada en el artículo 338 de la Constitución), como marco legal para implementar las acciones necesarias para combatir la propagación de dicha enfermedad a lo largo del país.

Sin embargo, vemos con gran preocupación como la mayoría de las medidas aprobadas, hacen muy poco por ayudar al sector privado mientras se supera la actual crisis. Es así como las empresas consideradas como NO esenciales, se les obliga a suspender operaciones, pero al mismo tiempo, se les mantienen intactas todas las obligaciones tributarias y contractuales.

Por tal motivo, la Cámara de Comercio de Maracaibo solicitó a través de un comunicado público el pasado 18 de marzo, una serie de medidas entre las cuales destacamos suspender las multas por declaraciones extemporáneas y conceder prórrogas para el pago de los impuestos, tanto nacionales como municipales.

Dicha solicitud no ha sido escuchada por el Gobierno en ninguno de sus niveles, por lo que el sector productivo, tiene oportunidad de pagar el impuesto sobre la renta (ISLR) al SENIAT, así como el impuesto a las Actividades Económicas y el pago por los Servicios Municipales al SEDEMAT, hasta el día de hoy 31 de marzo sin que medien multas o intereses.

¿De dónde van a salir los recursos necesarios para cancelar los impuestos nacionales y municipales; la nómina y demás gastos fijos inherentes a las operaciones de una empresa, cuando esta está cerrada y tiene cero ingresos?”.

Las autoridades competentes deben entender que los empresarios, NO están pidiendo esta prórroga y la eliminación de las multas como un asunto para beneficio propio. Al contrario, lo hacemos para disponer primordialmente de los recursos necesarios para el pago de sueldos y salarios de nuestros empleados, los cuales son muy superiores al salario mínimo ofrecido por el Ejecutivo a algunas PYMES en medio de esta coyuntura. Porque ahora y siempre, el principal interés de todos tiene que ser los trabajadores, de cuyos salarios dependen tantas familias venezolanas.

Recordemos que hoy en día, el empresariado no puede acudir a la banca a solicitar créditos para poder atender la crisis, ya que el encaje legal establecido por el Banco Central de Venezuela, impide a ese sector de la economía, tener fondos disponibles para prestar. Por lo tanto y en materia económica, solicitamos nuevamente al Gobierno Nacional, al SENIAT y al Gobierno Municipal, lo siguiente:

Suspender las multas por declaraciones extemporáneas y conceder prórrogas al pago de los impuestos, especialmente el pago del ISLR que vence hoy 31 de marzo.

Mientras dure la crisis, se deben bajar las tasas de los impuestos nacionales (IVA e ISLR) para reactivar el aparato productivo nacional. Asimismo, se debe suspender de inmediato la alícuota adicional de hasta un 25% sobre los productos en general cuando son pagados con divisas extranjeras.

La Alcaldía de Maracaibo debe bajar las tasas impositivas por concepto de Actividades Económicas y suspender las multas por declaraciones extemporáneas. En el caso de los sectores no autorizados a trabajar (no esenciales), deben ser exonerados totalmente del cobro del mínimo tributario, impuestos por actividades económicas y pagos por los servicios municipales.

Y, por último, se deben tomar medidas urgentes para reactivar la intermediación financiera y que los bancos puedan nuevamente otorgar préstamos bancarios (en condiciones muy favorables) que permitan el apalancamiento de las empresas afectadas por la crisis.

De continuar esta crisis sin una flexibilidad tributaria por parte del Gobierno, muchas empresas se verán en la necesidad de bajar sus santamarías de manera definitiva; incrementando el desempleo y la economía informal -la cual no paga ningún tributo- no ofrece beneficios laborales a sus empleados, ni cumple con normas sanitarias básicas. Finalmente, el cierre de empresas incrementará el desabastecimiento de bienes y servicios. Sin empresas no hay empleo y sin empleo, ¿de qué va a vivir el venezolano?

Hoy más que nunca, toca a todos hacer sacrificios y poner su cuota de responsabilidad para sacar al país hacia adelante lo más rápido y fortalecido posible. No hay tiempo que esperar; ¡actuemos ya!, y tomemos las decisiones correctas y por consenso entre Gobierno y Sector Privado en beneficio de los trabajadores y del pueblo venezolano. ¡Para luego es tarde!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 4 =