Canadá

Editorial / Venezuela RED Informativa

La insistencia por parte de la caricatura de gobierno de transición en Venezuela de asistirse de los “buenos oficios” del gobierno del Canadá es peligrosísima.

A través de las “mejores intenciones” de Ottawa en “arreglar la cosa” se esconde la cloacal presencia de La Habana y de sus secuaces del bajo mundo internacional.

El objetivo compartido es conservar en pie y seguir sosteniendo bajo respiración asistida al chavismo de los últimos días. Mantener la posición de privilegio de la HAMPOCRACIA cubana en la depredación de nuestro país y continuar corriendo la arruga hasta un posible triunfo electoral de Joe Biden en noviembre que los regrese a la “dorada” Era Obama.

En simples frases vacías se han conservado aquello del “cese de la usurpación”, “elecciones libres” y bla, bla, bla.

Así, entre las chapuzas de una invasión con destino a la cocina del Rey del Pescado Frito en Macuto y la increíblemente milagrosa inviolabilidad de Juan Guaidó para el régimen del señor Maduro, el aparato de comunicación de la MUD solo tiene palabras gastadas para explicar su autismo frente a todo un país que se desgrana entre la más salvaje violencia callejera y la miseria de toda una nación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × tres =