Capo Diosdado Cabello ofreció al dictador de Corea del Norte uranio por ojivas nucleares

Pablo Medina Carrasco / Venezuela RED Informativa

Mucho se especuló con relación a los recientes (y simultáneos) viajes de la camarilla de capos que se apropiaron de Venezuela. El viaje fue un impacto y desde luego un desafío, al contemplar la presencia en Moscú de Nicolás Maduro y Tarek El Aissami, cuando por otro lado estaba Diosdado Cabello en Corea del Norte. Algunos ingenuamente señalaron esos viajes como un “vacío de poder” que debía ser aprovechado y llenado por Juan Guaido.

Pero más allá de esas y otras opiniones ingenuas, demuestran cuan unidos están en la defensa de la narcotiranía y sus incontables y manchados privilegios. Esta demostración de los autores del genocidio venezolano fue calcada de los antiguos carteles colombianos de la droga que frente a la amenaza de la extradición se unían para defenderse.

Sin embargo, hay un detalle que ha pasado desapercibido como es el otro viaje del hijo de Mauro, Nicolasito, quien con un cargamento de oro viajó primero a Nepal y posteriormente a Corea del Norte el 12 de agosto del año en curso.

Días después Nicolas Maduro padre recibe en el Palacio de Miraflores al presidente de la Asamblea Suprema de Corea del Norte Kim Yom Nam. Luego, en forma simultánea el tirano Maduro Moros y Tarek El Aissami vuelan a Moscú, mientras que Diosdado en un avión del Ministerio de Relaciones Interiores aterrizó primero en un aeropuerto de Francia, para luego ser trasladado a Corea del Norte en una nave rusa. Así lo reseña una fuente de inteligencia de la Zona Euro.

Diosdado fue portador de una carta al dictador de Corea del Norte Kim.Jong-il. La misma fuente de inteligencia de Zona del Euro destaca que el verdadero propósito de este recorrido fue ofrecer uranio a cambio de instalar Ojivas Nucleares en seis puntos estratégicos en Venezuela.

Esta peligrosa información es totalmente coherente con las medidas de carácter estratégicas que vienen estructurando para mantener la narcotiranía en el todo el territorio de Venezuela. Por un lado los rusos, por orden de Putin, instalaron en la frontera una estructura de drones que cubre los 220.000 km2 con la hermana República de Colombia, mientras que por otro lado patrullas de tropa de la tiranía cubana y guerrilleros del ELN en la frontera han cuadrado misiles apuntando a objeticos estratégicos colombianos. También es público que el gobierno chino instaló recientemente un sistema de radares y es conocida la presencia y distribución para su uso de cinco mil misiles Ingla.

El intercambio de Diosdado Cabello con Kin Jong il es respaldado por la garantía del suministro seguro de uranio ya que es conocido que Venezuela contiene tres fuentes de este mineral radioactivo para la fusión nuclear: el Cerro del Indio, en municipio Jauregui, La Grita, estado Táchira; Los Castillos y El Caura en el Estado Bolívar.

También hace un mes antes de su viaje a la dictadura de Corea del Norte, Diosdado expropió el fundo La Justicia en Santa Bárbara, Estado Bolívar, la razón, la existencia probada de Coltán, compuesto de Tantalio y Columbita que, al descomponerse ese mineral usado como conductor, parece ser que es posible su uso como mineral radioactivo. Por cierto, es lo que explica también por qué el narco régimen jamás aceptó negociar con el héroe Franklin Brito, ya que en su hacienda también está presente el deseado mineral.

Asombra la actitud de descuido y displicencia de EE.UU, OTAN y los gobiernos de América frente a una crisis de dimensiones colosales. Ya en 1962 se vivió esa experiencia con la Crisis de los Misiles en Cuba.

De esa última crisis vale la pena recordar que el presidente John F. Kennedy enfrentó al presidente de la otrora Unión Soviética Nikita Kruschef y apeló al Tratado de Asistencia Recíproca TIAR. Es ahora, a solicitud del presidente de Colombia, que la OEA solicitó nuevamente la aplicación de este instrumento jurídico, TIAR, para proceder ante el secuestro de Venezuela por de la delincuencia transnacional que se apoderó de Venezuela, pero deberían asumir o incorporar en la agenda este instrumental estratégico que Rusia, China, Irán y Cuba vienen instalando como parte de una estrategia geopolítica en Venezuela. Rogamos a Dios que no se repita el triste y célebre episodio en el que la madre al Jeque de Granada le reclama: “No llores como mujer lo que no supiste defender como hombre”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: