Carros lujosos se exhiben en Venezuela en medio de la miseria colectiva

Glenda Romero / Venezuela RED Informativa

Una escena más de los que hoy ostentan el poder destaca en las calles de Caracas, con cientos de carros blindados y muy lujosos, traídos del extranjero y que ni siquiera suelen usar placas, para su identificación, ante las autoridades, como una señal de ostentación frente a una gran mayoría, que padece las penurias del hambre.

Al ciudadano de a pie, que en este momento de forma mayoritaria padece una crisis severa de hiperinflación, única en el mundo, le resulta sorprendente y siempre se interroga a sí mismo, acerca de cuánto vale un vehículo de esos, en una Venezuela carente de forma dramática de alimentos, medicina y para colmo sin gasolina, obviamente se trata de “los enchufados en el régimen”.

A estos exhibicionistas de vehículos lujosos, no les asustan ni las bandas peligrosas, que ponen a temblar a los ciudadanos, llevándolos a estados de sitio por los altos niveles de inseguridad, que caracterizan hoy a la sociedad venezolana.

La Ley de Tránsito Terrestre también consagra que cualquier vehículo que circule en el territorio nacional, debe poseer unas placas de identificación, en perfecto estado de conservación para garantizar su visibilidad y vigilancia, por las autoridades.  

Para estos vehículos importados, tan súper exclusivos y lujosos, se requieren unas claves y unos permisos, que le faciliten el tránsito por todo el territorio nacional, pero nadie sabe si los tiene, nadie se atreve sino a mirarlos pasar, con sus vidrios ahumados y blindados.

Al respecto, la Gaceta Oficial publicó un decreto en el año 2019, para regular los casos respectivos vinculados a estos automóviles blindados y sin placas, pero en la práctica su conexión con los jerarcas del régimen, permite su burla como ocurre en todos los países, donde la ley no se respeta por la anarquía existente.

La pregunta es: ¿cómo ingresan al país estos vehículos, que no son prioridad para Venezuela, a pesar de las sanciones económicas, pero además si no hay dinero en el gobierno para comida, ni para medicinas, cómo es que si hay para importar estos caprichitos que disfrutan los privilegiados del régimen?

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es image-10.png

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − 16 =