Carta al Dr. Antonio Guterres, secretario general de Naciones Unidas

Abril 23, 2021

Dr. Antonio Guterres

Secretario General de las Naciones Unidas

New York, NY

            Estimado Dr. Guterres,

Un cordial saludo. En atención a los trágicos incidentes ocurridos recientemente en los Llanos Occidentales de Venezuela, limítrofe con Colombia, donde en forma calculada las FANB pusieron en práctica equivocados planes de empleo de fuerza que implicó la utilización de material de guerra no adecuado con la realidad oreogeográfica de ese vasto escenario territorial que trajo como consecuencia una cantidad de pérdidas de vidas humanas ; y, de bienes de venezolanos que nada tenían que ver, ni estaban involucrados en el tráfico de drogas, ellos han sido quienes sufrieron los mayores daños cuya magnitud no está en conocimiento del público de lo que realmente ocurrió. Es una guerra librada entre carteles de la droga para controlar y depurar, el intercambio y comercio de cocaína, oro; y, otros productos destinados a la fabricación de estupefacientes y psicotrópicos La presencia en ese escenario de los jefes Capos de la droga Iván Márquez, Jesús Santrich, quienes jefaturan las disidencias de las NarcoFarc, por una parte; y por la otra, grupos disidentes del Ejército de Liberación Nacional ELN, bajo la conducción de alias El Paisa, y miembros implicados del personal militar del componente Ejercito y de la Guardia Nacional venezolana, en la mercadería de estas sustancias tratando de generar una impresión de que estaban combatiendo el narcotráfico.

Estos trágicos hechos palpables deben evidenciar ante Uds., organismo internacional que el espacio territorial venezolano en esa frontera constituye una amenaza real para el gobierno legítimo de la hermana República de Colombia; y una permanente amenaza para la paz de la región, porque ello representa hoy una cabeza de playa tomada y consolidada donde operan libremente fuerzas delincuenciales colombo-venezolana. Cumpliéndose de esta manera el plan diseñado a sugerencia de la Habana, siendo anunciado por el fallecido tirano Hugo Chávez, cuando señalo en su momento que Venezuela limitaba por el occidente con la FARC. La abierta presencia en Venezuela de estos grupos delincuenciales son los responsables directos de esta magna tragedia, en las violaciones de los derechos humanos, las horribles torturas y horribles suplicios a las que son sometidos los presos políticos y militares en las diferentes cárceles del país, los cuales están muy bien demostrados en el reciente informe elaborado y presentado por la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, la Dra. Michelle Bachelet.

Este acelerado proceso de destrucción de las estructuras sociopolítica, jurídicas, económicas, de salud pública, alimentación y los componentes militares de la nación, han traído como consecuencia, la conformación de un Estado Forajido cuyo vértice de gobernabilidad la simboliza un sujeto de dudosa nacionalidad, quien funge como Procónsul cubano en Venezuela; y ha propiciado la emigración de unos siete millones de venezolanos huyendo, al hambre, la represión y las cárceles. Este Estado Forajido es responsable de la destrucción de ríos, bosques y fauna en el Amazonas donde extraen sustancias radioactivas que son enviadas a regímenes terroristas, así como arremeten contra las comunidades indígenas. Los operadores que conforman este aparato forajido realizan ceremonias satánicas contraviniendo la ley de Dios.

Considerando, que, en la Venezuela decente y laboriosa, hemos agotado todas las instancias legales y democráticas establecidas en la Constitución vigente y tratados diplomáticos internacionales, pero han resultado infructuosas ya que en los diferentes comicios electorales se ha impuesto el fraude electoral del régimen del usurpador Nicolas Maduro, por lo cual resulta contradictorio pretender realizar elecciones libres sin desmontar de raíz esta delincuencia internacional. La otra estrategia ha sido la negociación, promovida por el gobierno noruego cuyo resultado seguirá resultando fallido porque negocian con forajidos internacionales, por una parte; y, por la otra, con una oposición política cuestionada, cooperante y temerosa.

Considerando. Que el 5 de enero 2021 venció el lapso de quien fungía como presidente de la Asamblea Nacional y presidente de facto de Venezuela, quien fuera reconocido por algunos países de Europa y América. Reiteramos que no existen condiciones máximas ni mínimas en Venezuela para organizar elecciones libres. Razón por la cual la Unión de la Resistencia Ciudadana, como una expresión de la voluntad popular, apela al recurso del derecho natural, el derecho a la defensa, dispuesto y consagrado respectivamente en los artículos 350, 333, 5, y 31 de la Constitución vigente de Venezuela, por lo cual acudimos y solicitamos ante ustedes muy respetuosamente, que sometan también a discusión y aprobación estos otros considerandos.

Considerando, que es urgente darle cumplimiento a las disposiciones emanadas del tratado denominado, Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional para detener y castigar a quienes en forma flagrante han cometido diversos delitos, entre ellos Nicolas Maduro quien fue sentenciado por el TSJ por legitimación de capitales con la empresa brasileña Odebrecht y con orden de captura internacional .Como consecuencia de lo anterior, resulta necesario apoyar y apuntalar un Gobierno de Emergencia Nacional que Venezuela necesita con urgencia.

Considerando, que, debido a la existencia en nuestro territorio de tropas irregulares, afiliados al terrorismo internacional que operan impunemente, indicando que estamos en presencia de un conflicto de carácter internacional; y que como sociedad no disponemos de las herramientas militares para repeler tan brutal agresión a fin de desalojarlos de nuestro territorio. Por ello, ante su competente autoridad solicitamos la presencia inmediata en Venezuela de tropas especiales, una Fuerza de Paz, conocida como los “Los Cascos Azules”, para dirimir esta tragedia que vivimos los venezolanos a fin de dotarnos de una Republica soberana donde funcione la ley, las instituciones democráticas y de justicia, el libre mercado, la solidaridad, el respeto a los trabajadores, los derechos ecológicos y religiosos.

Atte.,

José Eduardo Guzmán Pérez                                                Luis Ortiz

Federación de Foros Académicos                             Unión de la Resistencia Ciudadana

Pbro. José Palmar

Miembro de la Junta Patriótica

Pbro. Pedro Freites

Manuel de la Cruz

Nacionalismo Dorado de Venezuela

Rolando Cruces

Nacionalismo Dorado de Venezuela

Marcelo Crovato Centro Abogado

Marcelo Crovato por la Justicia

José Contreras

 Movimiento de Salvación Nacional

Henry Vásquez

Movimiento Mover

Ricardo Ojeda Salazar

Movimiento Lucha por la Democracia

Dr. David Bounyet

Miembro de la Plataforma Libertad Venezuela

Marcos Polezel

Líder Nacional de Derechas Unidas en Venezuela

William Jiménez Gaviria

Movimiento Fuerza Pública en el Exilio

Ana Bustillo Belandia

Movimiento Venezolanos en Acción

Zuleima Yepes

Movimiento Venezolanos en Acción

Edgar Goncalves

Movimiento Mover

Henry Días Mata

Movimiento Mover

 Xavier Codorniu

Junta Patriótica

 Raquel Marcano López

Gilberto Coronil

Miguel Ángel Martín

Marlene Jiménez

 Oslando Muñoz

Mirtha Fernández

 Eduardo Figueroa

Adolfo Maña

Víctor Hidalgo

Jesús Morales

Néstor Borjas

Jorge Méndez

Dr. Genaro Mosquera

Amílcar Mestre

 Resto de Firmas en depósito

Pablo Medina Carrasco

Presidente de la Junta Patriótica

pablommedinacarrasco@gmail.com

Teléfono: +1 (786) 4709231\

uniondelaresistenciaciudadana@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + 16 =