Centro de Refinación Paraguaná sin agua para consumo e higiene de sus trabajadores

Trinidad Martel / Venezuela RED Informativa

La falta de agua en la Península de Paraguaná también ha afectado al Centro de Refinación Paraguaná, el Complejo de Refinación más grande del mundo, ubicado al occidente del país y compuesto por las refinerías Amuay y Cardón.

Sus trabajadores cuentan cómo la vida ha ido en deterioro al punto de no tener agua ni para tomar. “La situación ha empeorado en la refinería Cardón, en los últimos tres meses, donde no hay agua para los baños ni para tomar, lo que ha hecho que los trabajadores tengan que buscar las zonas enmontadas para hacer sus necesidades”.

El agua para tomar, es llevada en litros por algunos supervisores, mientras que otros optan por llevar una botella todos los días.

“Los baños están clausurados, no se aguanta la pudrición, para poder entrar hay que hacerlo con una máscara y da más asco entrar que ir a buscar un monte para hacer las necesidades. Gracias a Dios la mayoría de los trabajadores somos hombres”, comentó un operador que presta servicios en la institución.

La información fue confirmada por tres trabajadores de la industria petrolera, quienes detallaron que además de ello, casi nunca hay comedor y les dan la tarde libre para que vayan a almorzar a sus hogares y para que puedan hacer sus necesidades.

El agua se va para Amuay: Esta historia se ha repetido varias veces en las últimas semanas. “Nos dicen que el agua que llega se va toda para Amuay que es la que está trabajando, porque Cardón está prácticamente apagada”, dijo otro trabajador petrolero.

Tres años sin agua en refinería Cardón: También la planta de Tratamiento de Aguas Servidas, ubicada dentro de refinería Cardón, generaba el agua para el sistema de enfriamiento de ambas refinerías y que según sus trabajadores tiene tres años paralizada. “Se dañaron las bombas, el sistema; la falta de mantenimiento la dejó fuera de servicio”.

Esta planta trataba el agua servida de los sectores de la Comunidad Cardón, además de generar el agua para el sistema de enfriamiento de ambas refinerías, también otorgaba una parte diaria al zoológico de Paraguaná que mantenía sus zonas verdes intactas pese a las altas temperaturas características de la zona.

Tras la paralización de la planta, el zoológico de Paraguaná también quedó desprotegido y la poca agua potable que reciben por tuberías no logra mantener todas las áreas, las cuales se han ido deteriorando cada vez más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × dos =