Cepal pronóstica que Venezuela cerrará 2020 con dura contracción económica del 30%

Úrsula Montenegro / Venezuela RED Informativa

Aunque la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) mejoró levemente sus proyecciones de crecimiento para la región, informó que Venezuela cerrará 2020 con 30% de contracción económica.

La Cepal prevé que a nivel general la región sufrirá una contracción de 7,7% en 2020 y vivirá su peor crisis en los últimos 120 años, con una tasa de desocupación del 10,7%.

Además de Venezuela los otros países que se verán más afectados son Perú (-12,9%), Panamá (-11%), Argentina (-10,5%), Ecuador (-9%), México (-9%), El Salvador (-8,6%), Cuba (-8,5%), Bolivia (-8 %) y Honduras (-8%).

En su informe, el organismo con sede en Santiago, Chile, que en julio proyectó una recesión del 9,1% y una tasa de desempleo del 13,5%, dijo que “si se comparan diferentes indicadores sanitarios, económicos, sociales y de desigualdad, América Latina y el Caribe es la región más golpeada del mundo emergente”.

La pandemia ha maltratado la economía de la región

La pandemia del nuevo coronavirus y los cierres por cuarentena en toda la región han golpeado la economía del continente vertiginosamente.

Con casi 14,2 millones de contagios y más de 475.000 muertos, Latinoamérica fue durante meses uno de los principales focos mundiales de la pandemia.

Brasil, México y Argentina son algunos de los países más afectados del mundo.

Después de 9 meses de la llegada de la covid-19 a la región gran parte está desconfiada y con sus actividades económicas andando. Sin embargo, la llegada de una segunda oleada luego de las fiestas decembrinas podría obligar a algunas naciones a imponer nuevas cuarentenas.

Recuperación tangible para 2024

La Cepal prevé que las consecuencias económicas y sociales del coronavirus han sido exacerbadas por viejos problemas que arrastra la región históricamente.

En este sentido, la recuperación del nivel del PIB de antes de la crisis “será lenta y se alcanzaría recién hacia el año 2024”, apuntó el organismo en el informe.

“Si al anterior número le sumásemos todas las personas que abandonaron la fuerza de trabajo, el incremento del número de desempleados sería de 31,2 millones de personas, lo que muestra la real magnitud de esta crisis”, alertó la institución.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis − cuatro =