Chevron Corporation solicitó al gobierno del Presidente Trump que le permita continuar con sus operaciones en Venezuela hasta el año 2020

Por Trinidad Martel

Como parte de las medidas unilaterales y coercitivas en contra del Gobierno de Nicolás Maduro, que tomó la administración del Presidente norteamericano Donald Trump, el próximo 27 de julio vence el plazo que concedió la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, para que cesen totalmente las operaciones de las compañías petroleras norteamericanas en Venezuela.

En caso que esa licencia no sea concedida, Chevron tendrá que cesar  sus operaciones con las sociedades que tiene con PDVSA en Petroindependencia y Petropiar, la Faja del Orinoco, Petroboscán y Petroindependiente en el Occidente de Venezuela, así como el proyecto gasífero de la Plataforma Deltana de Lorán-Manatee, campo de gas ubicado en la Plataforma Continental del Océano Atlántico.

Sin embargo, el pasado mes de junio, los directivos de Chevron pidieron al gobierno norteamericano que se tomara una decisión lo más pronto posible sobre la extensión de su permanencia en Venezuela, que les permitiera notificar a sus proveedores con anticipación, reseñó el portal norteamericano de información económica Bloomberg.

En este escenario, los ejecutivos de Chevron temen que no se extienda el plazo, lo que significaría a que perderían algunos de sus activos en suelo venezolano, en los que han invertido durante varias décadas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: