China

Editarial / Venezuela RED Informativa

La CHINA de los “dos sistemas, un solo país”, pasea sus aviones de combate sobre el espacio de seguridad de la isla de Taiwán. Una potente formación de aparatos con una bárbara capacidad de destrucción, juega a la ruleta rusa en una de las zonas más calientes del planeta Tierra.

En una franca provocación al fiador de la CHINA Nacionalista, la CHINA comunista le saca la lengua a los Estados Unidos de Norteamérica. Con esta nueva incursión los chinos “malos”, le dejan a los chinos “buenos”, así como al resto del mundo, un importante mensaje: Beijín sigue considerando a Taiwán como la “provincia rebelde”.

El hecho no parece incomodar a la nueva administración Biden/Harris. Los agarra en un momento en que están más preocupados en “facilitar” el ingreso como soldados activos a todos aquellos transexuales que deseen enlistarse en las Fuerzas Armadas de América, que enseñar los dientes a los chinos. ¡Es un asunto de prioridades!

No se puede olvidar que el actual presidente Biden fue el más acérrimo detractor de la Guerra del Golfo.  ¡A él no le gustan los líos! Y en cuanto a la señora Harris, por su historial de acciones en la política, todo hace pensar que es una defensora a ultranza del principio de autodeterminación de los pueblos. ¡Y ese “asunto” es un rollo de los chinos!

Muy pocos esperamos algo más de la nueva administración norteamericana en materia de política exterior. Aquella vieja habilidad que tenían los anteriores gobernantes de ese país como que se perdió: ya no pueden caminar y comer chiche sin caerse.

La Norteamérica de Biden/Harris se desliza lenta, pero segura, hacia la pérdida de su antiguo poder global. Luego vendrá, seguramente, una importante reducción en los gastos en defensa para “equilibrar” su abultado presupuesto deficitario. Y, por qué no, una alianza universal con las comunidades gays de todo el planeta Tierra para enfrentar con amor y mucho cariño a los principales problemas del mundo.

¿Qué podemos esperar entonces nosotros, acá, casi que en el ombligo del mundo? Muy poco o ¡Nada! Solo nos sale Julio Borges, Maduro, Arreaza y Guaidó, Es decir, ¡más de lo mismo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − 8 =