CNP: Venezuela enfrenta la época de mayor oscuridad informativa en 62 años

Trinidad Martel / Venezuela RED Informativa

El Colegio Nacional de Periodistas (CNP) de Venezuela ha calificado al 2019 como parte de la “época de mayor opacidad y oscuridad informativa en los últimos 62 años desde aquel 23 de enero de 1958 cuando Venezuela decidió que quería vivir en democracia”. En esta referencia histórica se señala el momento en que hubo una rebelión en contra de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez y advierte sobre el papel de la prensa libre en el sistema democrático en Venezuela.

El CNP denuncia que, con actos de la violencia, secuestro, omisión y censura, el país se ha sumergido en la desinformación: entre enero y noviembre de 2019 se registraron 1034 ataques a la libertad de expresión, según el conteo de la ONG Espacio Público, y que cada vez se hace más latente la intención del gobierno chavista por controlar el ejercicio del periodismo y el acceso a la información.

Se advierte sobre una aparente pretensión de la Asamblea Nacional Constituyente, de preparar una nueva ley para regular el periodismo en Venezuela, que se realiza solo con la colaboración de comunicadores sociales afines a los medios oficiales y que en su mayoría le da espaldas del gremio local.

«Reivindicamos la Ley de Ejercicio de Periodismo vigente, instrumento de autorregulación de la profesión mediante el Colegio Nacional de Periodistas y su Tribunal Disciplinario, que antepone un código de ética alineado con los estándares morales internacionales de buenas prácticas al momento de informar», fijó posición el CNP en una nota de prensa.

Se denuncia que el 2019 no solo fue un año de oscuridad por los contantes problemas eléctricos, sino también porque ha avanzado el silencio que desde Conatel, Cantv y la Corporación Maneiro, mediante los distintos órganos de represión, han estado cercenando el derecho a estar informados oportuna y verazmente, según lo establece la Constitución venezolana.

Así, se celebra la liberación del periodista Víctor Ugas, secuestrado por el FAES, y del reportero gráfico Jesús Medina Ezaine, quien estuvo encarcelado en Ramos Verde durante dos años sin que se supiera qué delitos había cometido.

«El Colegio Nacional de Periodistas reitera su posición a favor de la democracia y del respeto a las garantías que nos ofrece la Constitución de 1999. No somos sujetos de compras de conciencia subrepticia ni para apoyar traiciones a la voluntad popular», concluyó el comunicado.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: