Colombia instala puesto de mando para monitorear migrantes venezolanos para identificación y situaciones críticas

Trinidad Martel / Venezuela RED Informativa

Las Secretarías de Fronteras y de Cooperación Internacional de Colombia adelantan dos iniciativas que les permitirán tener un mayor control en el tema migratorio. La primera es la habilitación en septiembre del Puesto de Mando de Unificado (PMU) en la provincia de Ocaña y que permitirá monitorear la región del Catatumbo, donde se registra alta afluencia de migrantes venezolanos.

Como segunda medida pondrán en funcionamiento una iniciativa de caracterización migratoria que trabajará con los retornados, según informaron el viernes. Este trabajo se hará en coordinación con la Cancillería, Migración Colombia y el Ministerio del Interior con el apoyo directo de la Gobernación y los municipios más impactados, reseña Voz de América.

Ambas iniciativas forman parte de acciones del Consejo de Seguridad co-presidido por el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, y el gobernador de Norte de Santander, Silvano Serrano.

Según el Secretario de Fronteras, Víctor Bautista, las iniciativas permitirán tener una mejor “identificación de la población migrante” que está en dicha región, así como un control y una regularización de la situación de muchos venezolanos que se encuentran en tránsito o de manera permanente en el departamento del norte de Santander.

En el caso de Ocaña y los municipios aledaños, se realizará un diagnóstico sobre la situación de los migrantes venezolanos en la zona, luego un plan de acción y finalmente un seguimiento que permita resolver situaciones críticas de esta región.

De acuerdo con Bautista el puesto de control estará más enfocado en temas que tienen que ver con convivencia, atención humanitaria, la regularización migratoria e inspección que corresponde en esa zona del departamento, especialmente porque aloja a cerca de 20.000 migrantes provenientes del vecino país Venezuela.

El PMU dará seguimiento desde Ocaña y 10 municipios más controlando los actos violencia, infracciones y delitos que afectan los derechos humanos de la población local, regional, incluidos los migrantes que hacen recorridos o que permanecen en la zona del Catatumbo.

Según las autoridades colombianas abordar el tema de la migración venezolana en la región del Catatumbo es urgente debido a que se están dando reclutamientos forzados de migrantes por grupos al margen de la ley y la presencia de cultivos ilícitos.

En el caso de Ocaña y los municipios aledaños, se realizará un diagnóstico sobre la situación de los migrantes venezolanos en la zona, luego un plan de acción y finalmente un seguimiento que permita resolver situaciones críticas de esta región.

De acuerdo con Bautista el puesto de control estará más enfocado en temas que tienen que ver con convivencia, atención humanitaria, la regularización migratoria e inspección que corresponde en esa zona del departamento, especialmente porque aloja a cerca de 20.000 migrantes provenientes del vecino país Venezuela.

El PMU dará seguimiento desde Ocaña y 10 municipios más controlando los actos violencia, infracciones y delitos que afectan los derechos humanos de la población local, regional, incluidos los migrantes que hacen recorridos o que permanecen en la zona del Catatumbo.

Según las autoridades colombianas abordar el tema de la migración venezolana en la región del Catatumbo es urgente debido a que se están dando reclutamientos forzados de migrantes por grupos al margen de la ley y la presencia de cultivos ilícitos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve − 1 =