Como anillo al dedo

Santos Luzardo / Venezuela RED Informativa

Al régimen de tiranos y demás adjetivos calificativos ilustradores de su talante de inmunda ralea, le ha salido de oportunidad el actual crimen de lesa mundi creado por los chinos por sus perversos intereses de lograr mayor fortaleza económica para alcanzar la dominación total.

Un crimen de acción alevosa sin precedente contra el mundo distraido y ocupado en el día a día de sus vidas. Los bárbaros de China deben ser atacados por el mundo civilizado y obligardos a pagar por tanto daño, más aún por las vidas perdidas por lo que deben ser indemnizados los causahabientes de los fallecidos.

Tan grotesca realidad ha permitido al régimen chavista, sin dolor ni vacilación, sacar provecho para avanzar en su línea programática de exterminio de un pueblo para quedarse con el emporio de riquezas subyacentes en el suelo de la patria traicionada y arrasada.

La situación les permite justificar una cuarentena que resulta lógica en un país sin sistema de salud ni recursos sanitarios para atender la tragedia que nos importaron por ineptitud o a propósito para los fines de dominación social y exterminio de la disidencia. No es exageracíón es el libreto cubano en desarrollo. Ya basta de inocencia y de esperanzas cifradas en milagros que no ocurrirán. Seamos realistas y actuemos. ¿No basta veintiún años de oprobio y saqueo, de inmoralidad y crímen, de mentiras y burlas, de venganzas y odios contra un pueblo pacífico y sin culpa?, que si alguien la tiene son los políticos y los militares.

Pudo evitarse el ingreso del virus a Venezuela, con simples protocolos de cuarentena a los que ingresan y cierre temporal de las fronteras terrestes, pero no hubo interés o capacidad de entender la magnitud del problema o fue permitido exprofeso con un fin indecible, pero inocultable.

Ahora se juega al ensayo de un estado de alarma o emergencia para afinar la práctica con sus esbirros de acciones que conculcan, limitan o desconocen derechos constitucionales como el libre tránsito, de comunicación y del trabajo, etc, todo como parte del plan de dominación social, desconociendo que la gran mayoría del pueblo obtiene los recursos de alimentación y medicina diariamente, por el desastre económico en que nos sumieron.

En cualquier momento le dirán al mundo que necesitan ayuda humanitaria para salvar a un pueblo, sin importarles que ellos mismos lo destruyeron, sin ninguna pena y con su caradurismo, así como ya han pedido por escrito un préstamo de ayuda al FMI, al que tantas veces llamaron satánico, ambos casos para sus beneficios personales aunque hagan una parodia de acción por la salud.

Los cálculos de resultados de esta nueva perversa acción pueden dar oxígeno al régimen por el resto del año y doblegar aún más las voluntades ya mermadas de los venezolanos y martirizarlos más.

Mientras en Francia suspenden el pago de los servicios públicos aquí aumentan ilegalmente, como todos sus actos, los impuestos de manera escandalosa para seguir obteniendo recursos a fin de continuar su fiesta de exterminio al son del Piquirrico como el estilo de Boves en Valencia y Cumaná en 1814.

Alerta pueblo que la salida es una y ya archi conocida. Apoyemos la causa de la libertad y asumamos el compromiso por la vida y la dignidad.

De la Orden de los Caballeros de Fénix

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 + 4 =