Complicidad

Pablo Medina / Aquí Venezuela

La operación que se lleva a cabo en México tiene como única finalidad borrar toda huella, todo antecedente de naturaleza criminal, que pueda haber quedado suelto entre ambos lados de la ecuación política de siempre.

Con el discurso aburrido y engomado de Gerardo Blyde, nos quieren hacer creer como país en el propósito de un perdón total y absoluto sobre todos los crímenes y pecados cometidos a lo largo de más de 20 años por el gobierno de Caracas y sus asociados de la MUD. Llaman “convivencia” al disfraz descarado de la COMPLICIDAD, esa que solo existe entre bandas asociadas y dedicadas a lo chueco.

Desestiman y venden bien barato el esfuerzo de la Corte Penal Internacional sobre las acusaciones que penden encima de la cabeza de Nicolás Maduro, haciendo lo que sea para convertirlas en arena de playa. Porque, al final, eso es parte de los “acuerdos”.

Sabrá Dios en cuanto andan, cuando aparece en un apartamento, disfrazado y con peluca, en pleno centro de Madrid, “El Pollo” Carvajal. Capturado casi que por la policía de tránsito de esa ciudad, ahora ya está empaquetado para su extradición hacia Estados Unidos. Desde la Madre Patria con cariño: un país, por cierto, que tampoco es que tiene muy claro aquel asunto de la separación de los poderes públicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro + 6 =