Con el régimen de Maduro todo colapsó en Venezuela y hubo una contracción económica de 90%

Trinidad Martel / Venezuela RED Informativa

La economía venezolana se contrajo 32,8% entre abril y junio de 2020 con respecto al mismo periodo de 2019, debido, fundamentalmente, al colapso de la actividad petrolera y al efecto de la pandemia y de la cuarentena impuesta por el régimen de Nicolás Maduro sobre los sectores de construcción, comercio y banca, reportó este viernes 28 de agosto la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional (AN).

Todas las actividades económicas cayeron durante el segundo trimestre de 2020. No hubo una que haya crecido», afirmó el diputado José Guerra, economista y miembro de la instancia parlamentaria. «Pero la caída más pronunciada fue en la producción y refinación de petróleo.

En junio de 2020, el país produjo 392.000 barriles por día (bpd) de petróleo, una caída de 62,5% en comparación con la producción de junio de 2019, que fue de 1,047 millones de bpd, según las cifras enviadas por la administración de Maduro a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

El declive de la producción petrolera de Venezuela se ha acelerado en 2020 por el aumento de las sanciones, la salida de Rosneft y la disminución de la demanda mundial de crudo por el impacto de la covid-19.

Este colapso de la industria petrolera, aunado a la cuarentena por el coronavirus que ha mantenido paralizado la producción de 80% de las empresas del país, provocó que en abril la economía nacional cayera 19,3% respecto al mismo mes de 2019, en mayo 25,2%, y en junio 53,8%, una de las cifras más altas registradas por el Parlamento desde que empezó a calcular el índice de actividad económica en 2018.

El Banco Central de Venezuela (BCV), supeditado al gobierno de Maduro, no publica cifras oficiales del PIB desde el primer trimestre de 2019.

Con estos resultados del segundo trimestre de este año, la Asamblea Nacional registra una contracción económica de 90% entre junio de 2013 y junio de 2020.

«Una caída así no se ha visto en ningún país que no haya tenido una guerra o una catástrofe natural. Esto que ha ocurrido en Venezuela es por la política económica, y en el caso más reciente por un encaje bancario de casi 100% que no hace posible que la economía pueda recuperarse de manera apreciable», aseguró Guerra.

Indicó que esta caída significativa del PIB ha hecho que el ingreso mínimo del país haya llegado a 1,20 dólares mensuales, lo que considera “un salario propio de una economía destruida”.

“Por esta situación, se ve la pobreza y estos niveles de depauperación y de precariedad laboral en el país. Una empresa que pierde un importante volumen de actividad no puede tener un salario elevado”.

Las expectativas “no son halagadoras” si no hay cambio en la política económica. “La pregunta es: ‘¿Qué pasará si el índice llega a 0?’. Si eso pasa, quiere decir que la economía en ese mes o en ese trimestre será igual a 2010, con lo cual Venezuela habría perdido 10 años de actividad económica. Puede caer debajo de 0 si las actividades que lo conforman siguen cayendo. Si la banca, por ejemplo, no presta más dinero o sigue prestando menos, y sobre todo si continúa disminuyendo la producción petrolera”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 + tres =