Corralito

Pablo Medina / Venezuela RED Informativa

Con la misma precisión con que fuerzas especiales capturaron, esposaron y empaquetaron para su entrega a Nicolás Maduro desde México hasta los tribunales de Miami, la plataforma del Banco de Venezuela fue “vilmente” golpeada desde fuera del país.

En plena Era Biden, cuando la América fea les arrulla y les cuida para que salgan libremente a pasear por donde quieran, continúan tratando de hacer creer que todo lo malo que ocurre en Venezuela es un ataque en contra de la “estabilidad” nacional.

La pesadilla eléctrica, la falta de agua, de combustibles, la destruida vialidad, las infinitas matracas viales y el resto de las desgracias que asolan a nuestro país, son única y exclusivamente culpa y responsabilidad directa de estos mamarrachos. Son ellos quienes controlan el poder, junto con sus secuaces, hasta en los más pequeños y remotos rincones de nuestro territorio.

El ensayo de CORRALITO montado en el Banco de Venezuela es otra expresión adicional de la increíble incapacidad y peor mala intensión con que están “dotados” estos malandros para hacer mal cualquier cosa que hagan. ¡Excepto, claro está, joder!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − dieciseis =