Corte en Londres decidirá sobre autoridad legítima para mover oro de Inglaterra: ¿Guaidó o Maduro?

Trinidad Martel / Venezuela RED Informativa

Los lingotes de oro, valorados en US$1.000 millones, están en las bóvedas de la institución inglesa y pertenecen a Venezuela, que ahora quiere venderlos y usar los fondos para combatir la propagación del coronavirus en el país, según el régimen de Nicolás Maduro.

Sin embargo, el Banco de Inglaterra ha rechazado la solicitud venezolana. ¿La razón? La actual directiva del BCV responde al gobierno de Maduro y la institución británica ha expresado sus dudas sobre la autoridad de esa directiva, argumentando que Reino Unido reconoce como gobierno legítimo el del líder opositor Juan Guaidó.

La disputa empezó a principios de 2019, cuando más de 50 países reconocieron a Guaidó como presidente legítimo. 

Sarosh Zaiwalla, el abogado que representa en Londres al BCV, le confirmó a BBC Mundo que cuando el presidente de la institución venezolana, Calixto Ortega, viajó a Londres personalmente en ese momento a solicitar la devolución del oro, el Banco de Inglaterra le dijo: “No, nuestro gobierno (Reino Unido) reconoce a Guaidó (como presidente legítimo de Venezuela) y por eso no podemos darte el oro”.

Ahora, una corte en Londres tendrá que decidir, a partir de este 22 de junio, quién es la autoridad legítima para mover el oro del Banco de Inglaterra, después de que el régimen de Maduro pidiese infructuosamente vender parte de ese oro y transferir los recursos al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para adquirir alimentos y medicinas y combatir el coronavirus en el país.

“Ese oro es de todo el pueblo venezolano, es del país, y el BCV ha demandado que esos recursos serán utilizados a través del PNUD de la ONU para atender la pandemia en Venezuela”, dijo la vicepresidenta del régimen de Maduro, Delcy Rodríguez.

“Cada minuto y hora que pasa significa personas que pueden perder la vida por el virus, y Venezuela requiere de sus recursos, no que una camarilla de ladrones delincuentes de cuello blanco se lo robe”, agregó.

Pero, ¿por qué Venezuela tiene reservas de oro en Inglaterra?

Estrategia convencional

Durante décadas, Venezuela ha almacenado oro que forma parte de sus reservas del Banco Central en bancos extranjeros, tanto en Europa como en Estados Unidos, una estrategia que siguen otras muchas naciones.

“No hay nada de extraño en que un país mantenga reservas de oro o de otros títulos en otros bancos”, le explica a BBC Mundo Luis Vicente León, economista venezolano y presidente de la consultora Da análisis.

“Hay oro en los que se llaman prestadores de servicios de resguardo, que son diferentes bancos, incluidos algunos centrales, que prestan el servicio y cobran una comisión por resguardar reservas internacionales”.

Para el economista esta es simplemente una estrategia de protección y resguardo de las reservas de oro. “Diría que es una estrategia muy convencional de países pequeños. Los países grandes tienen capacidad para poder proteger sus propias reservas, mantenerlas en sus bóvedas”.

Es también una cuestión de seguridad. El Banco de Inglaterra presume de que en sus 320 años de historia ni un lingote fue robado de sus bóvedas.

En la actualidad, las herméticas recámaras se abren con llaves que pueden medir casi un metro y hay que pronunciar una contraseña en un micrófono incorporado a un sistema de seguridad para que la puerta se abra.

¿Por qué el oro está retenido?

Venezuela reclamó por primera vez al Banco de Inglaterra a finales de 2018. El ministro de Finanzas de entonces, Simón Zerpa, y el presidente del Banco Central, Calixto Ortega, viajaron a Londres para exigir la devolución del oro a Venezuela.

“Es un dolor de cabeza para los bancos centrales, sobre todo cuando no se tiene la capacidad de protección, de medidas de seguridad, de tecnología para impedir que se haga una operación de robo. Cuando en cambio colocas en un banco extranjero tu oro en resguardo lo tienes en una contabilidad, y si le pasa algo, tú estás protegido porque pagas el servicio de custodia”, explica el economista.

En 2011, el presidente Hugo Chávez repatrió cerca de 160 toneladas de oro de los bancos de Estados Unidos y de la Unión Europea al Banco Central en Caracas, citando la necesidad de su país de tener el control físico de los activos.

“Venezuela regresó oro al Banco Central desde diferentes países porque era un momento en el que el gobierno temió que se aplicaran sanciones internacionales que pudieran congelar sus reservas afuera”, explica León.

“Sintió que mantener reservas en el extranjero era una estrategia peligrosa y que podían quedar congelados parte de sus recursos”, agregó.

Según le dijo a BBC Mundo el economista y diputado opositor José Guerra, “se trajo como un 90% del oro que tenía Venezuela en el exterior y se colocó en las bóvedas del BCV”.

Según Guerra, la mayor parte de las reservas de oro venezolano están en Caracas.

Sin embargo, el oro que Venezuela tenía en el Banco de Inglaterra, y que hoy es objeto de la disputa, se quedó en las bóvedas de la institución británica.

“Nuestro cliente, el BCV, abrió la cuenta de depósito de oro en el Banco de Inglaterra en 2008 y esta fue operada por el BCV sin ningún problema hasta 2018”, le dijo el abogado Sainarla a BBC Mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − ocho =