Cuento

Editorial / Venezuela RED Informativa

Aquello de la participación del no-se-cuántos por ciento de la base interna del PSUV en las internas de esa organización criminal fue otro CUENTO. No fue verdad. Muchísimo más si el vocero de la “noticia” fue el propio capitán Cabello. Él bajo cualquier circunstancia miente. ¿Por qué, justo ahora, iba a empezar a decir la verdad?

La gente que le fue a votar al chavismo en sus primarias fue el lumpen de siempre. Los cuatro gatos acostumbrados, las cachifas, los facinerosos, uno que otro enchufado que quería lucirse y los inútiles con baja autoestima y menos dignidad que están detrás de una bolsa de comida gratis.

Eso es otro CUENTO. Venezuela ya no se derrama para ir a votar. La última vez que eso se vio, fue en aquel soleado domingo del 16 de julio de 2017. Esa vez, la gente de nuestro país tiró el resto y acompaño la esperanza popular de una salida electoral a este infierno, con un entusiasmo y una alegría inolvidable, nunca antes vista.

Lo que vimos, en cambio, en cuanto a la participación en la payasada de estos malandros, fueron calles vacías, centros desiertos y cárceles alborotadas. O sea, el tráiler de las mega elecciones convocadas por el gobierno y sus “muchachos” de la MUD para noviembre. Con los mismos “triunfadores”, por cierto. Excepto, claro está, en aquellas cuotas previamente sorteadas y escogidas por el dueño del casino para mostrar al mundo, como vitrina democrática, los “logros” de la oposición en Venezuela.

Todo ello para satisfacer las necesidades de consumo democrático del mundo hipócrita. Muy en particular para complacer y darle una mano de pintura que esconda el mugre de dictadura del régimen de Caracas ante la América de Joe Biden y la cínica Unión Europea.

Así pues, en noviembre tampoco habrá derrame alguno. Aunque podemos confiar en el CNE de Enrique Márquez, que “totalizará”, seguramente, un récord de participación, en la categoría de elecciones regionales. También aquello será otro CUENTO.

Porque el único derrame que tenemos en la Venezuela actual son los millones y millones de venezolanos regados por todo el mundo, que salieron huyendo de esta desgracia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + 17 =