¡De locos!

Mascaritas / Venezuela RED Informativa                      

Lo mismo el Circo de Pulgas de la MUD, como la Porquería del Siglo XXI “leen” al país en normalidad.

¡Acá, en Venezuela, NO pasa nada! La banda de los “buenos” persiste en la idea de salirle a 32 millones de venezolanos estúpidos, con aquello que lo “único” a resolver en este país, son  los “resultados” pendientes de las “elecciones” de mayo del 2018. La tesis de Stalin y del Filósofo del Zulia, es la de “reparar” “ese” error. Ese “pequeño” detalle. ¡Se repite la cosa y ya!

El NARCOGOBIERNO, por su parte, está obstinado. Y no echa para atrás. Para ellos el sargento Falcón perdió los comicios. Y punto. A lo militar. ¡Entendido! Hubo elecciones  libres, automatizadas y “acompañadas” con un destacado grupo de  demócratas del Mundo postmoderno: los Palestinos, unos enturbantados iraníes y cuatro o cinco gobernantes eternos de las porquerías que flotan en el Caribe, que se  pasearon por Caracas y tres o cuatro ciudades más, mirando el “movimiento” de los centros electorales. Ellos, dan fe de la calidad del evento.  Y todo resultó estar en calma.

La misma calma de las Casas Muertas de la Parapara de Ortiz, del viejo Miguel Otero Silva. Sin nadie en las calles. Ni asomados en las ventanas. Con las aceras vacías… Con lo poco que queda de “pueblo”, escondido de los matones de pago de la revolución bonita. Por eso es que la basura del sigo XXI insiste en la limpieza de los resultados. Los cuales valida el sargento Falcón, echándole la culpa a los abstencionistas y a  aquellos que terminaron de castigar al Tigre Fernández y al Claudio Fermín de siempre, por estar metidos en el guiso en esa payasada post cuarta..

Porque para el hoy gobierno ilegitimo, el pueblo se volcó a votar por 6 años más de eficiencia, honestidad y desarrollo sostenible, de un nuevo periodo del Sr. Maduro y sus compinches.

No hay de otra. El fantasma del difunto acompaña sus actos y le transfiere el amor popular. Con todo y pajaritos parlanchines. Porque el mejor sistema electoral del mundo continúa garantizando desde el 2002, la transparencia y la alternabilidad democrática en Venezuela.

Que para muestra de ello, el “triunfo” de la mayoría opositora en las últimas elecciones de la Asamblea Nacional. Y los tres gobernadores adecos y el otro puñado de alcaldes  también de pacotilla, que se compró el compañero Henry Ramos, como pago a los servicios prestados a la revolución bolivariana.

Así, todo es tan descabellado, que solo puede haber salido de la pluma de Delia Fiallo o de la de Félix V. Cañé.  Me niego a aceptar que tanto disparate lunático, provenga del cerebro empapado en whisky de 18 años, de Manuel Rosales. Al menos aquellas estupideces que suelta el mentecato de Stalin Gonzales, cuando pone todo de su parte para tratarnos como una sociedad de oligofrénicos. Tanto va el cántaro al río…

El sueño de Juan Guaidó de una Venezuela unida como un solo hombre, mafias y oposición está cada vez más cerca. Los europeos empujan las negociaciones. El Sr. Pompeo solicita muy educadamente a los angelitos de las FARC, que no rompan sus promesas. Y Raúl Castro celebra otro año más del ejército de liberación sandinista, con todo y ministros venezolanos.

Las pistas de cabotaje de la droga que salen del Apure Venezolano regadas por media Centroamérica, aumentan su tráfico.  Esto se está volviendo una fiesta de locos. ¿Es que nadie piensa recoger a tantos idiotas, disfrazados de políticos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 3 =