¡De tres tres!

Editorial / Venezuela RED Informativa

Cuba. Unas protestas no organizadas se transforman en una monumental agitación popular en contra del castrismo. Tragándose el miedo, miles de cubanos se echan a las calles de su país, tras más de seis décadas paralizados por el terror de estado.

A 90 millas, un exilio que se siente fuerte y apoyado está listo para socorrer a sus hermanos. Una “confiable” cartera de alcaldes, gobernadores, representantes y senadores, junto con miles de funcionarios cubano-americanos, son desoídos por el nuevo gobierno federal, cuyo origen es una descomunal trampa electoral, lograda para evitar la reelección de Donald Trump.

Así, Joe Biden y los globalistas de la inclusión, se cruzan de brazos, sueltan tres o cuatro discursos ambiguos y se mean sobre todos los recursos y apoyos que los cubanos en el exilio creyeron alguna vez que habían logrado para poder recuperar su patria robada.

A cambio, Biden le ofrece a Pérez-Canel y a sus matones facilidades para el envío de remesas. Además, le pide que no apaleen, ni secuestren, ni torturen más a los miles de cubanos derramados en las calles pidiendo medicinas y comida.

México, DF. Dos grupos de maleantes archiconocidos se reúnen en torno a una mesa de negociaciones. La promoción y el auspicio de las conversaciones que se llevan a cabo son por cuenta de varios países demasiado enredados con la explotación de los abundantes recursos naturales de la Venezuela sin ley como para tomársela en serio.

El objetivo: certificar la legitimidad y legalidad del señor Maduro como presidente constitucional de Venezuela. Tras casi cuatro años, se persiste en la evidente condición fraudulenta de los resultados electorales de 2017, que lo atornillaron al poder por 6 años más.

En cambio, en México se consigue un “borrón y cuenta nueva” al estatus del actual gobernante y del gobierno venezolano. Joe Biden no pierde tiempo: felicita la iniciativa democrática y civilista de las partes dentro del “asunto” Venezuela y se da por satisfecho.

Washington, DC. El Departamento de Estado solicita al grupo de trogloditas del Talibán, que ya están masacrando, violando y secuestrado a cientos de mujeres en las calles de Kabul, y que recién acaban de poner en desbandada al ejército y al gobierno afgano, que tenga la bondad de formar un gobierno de inclusión, respeto y participación democrática.

¡DE TRES TRES! ¡Así no me ayudes compadre!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − 6 =