Decálogo de la Verdad, que no se dice

Santos Luzardo / Venezuela RED Informativa

  1. Ni la oposición ni el chavismo tienen el poder suficiente para cambiar la actual situación y le dicen al pueblo que sí lo pueden hacer. No lo han hecho ni lo harán, pero sí se atribuirán la autoría cuando por otras variables ocurra cualquier cambio.
  2. Se sabe que no se debe dialogar con delincuentes, pero lo hacen para ganar tiempo los unos y los otros. No sigan creyendo que solo ganan tiempo los chavistas.
  3. El dolor del pueblo no es una prioridad para los que “dirigen la política”. La opción verdadera no trasciende el interés personal y, en algunos casos, el partidista. Debemos entender que hay que aprender a organizar verdaderos liderazgos con probidad.
  4. No saben hacer política de Estado, no son estadistas porque no se formaron para ello, solo para manipular como acostumbran desde las posiciones políticas que gestionaron para su proyecto personal de poder. El pueblo debe asumir esa realidad y actuar según el punto anterior.
  5. Nadie quiere asumir las responsabilidades del empleo de las armas que imaginan dantesco. Debemos conocer la flexibilidad y pertinencia de las operaciones militares y policiales de nuestros tiempos, que siempre darán más beneficios que perjuicios en la actual situación.
  6. El pueblo venezolano no tiene que ver con la solución, aunque sea el “soberano”, pero seguirá sufriendo las consecuencias de las malas políticas que surgen de la impunidad. Debe exigirle a quienes asumen posiciones de liderazgo la decisión determinante y resolutoria.
  7. El país ni va bien ni se mejorará en lo inmediato. El mundo debe asumir la ayuda humanitaria e imponerla a todo trance y eso debe exigir el pueblo en el marco del Derecho Internacional que nadie quiere cumplir gratuitamente.
  8. Los usurpadores ni están perdidos, ni están acorralados, están haciendo la hábil política cubana de distracción y siguen en el poder, con sus pequeños triunfos y derrotas, porque contra ellos no es el pueblo el que tiene que morir.
  9. Los usurpadores continúan gobernando porque los políticos inescrupulosos lanzaron al pueblo a la calle para sacarlos del poder y ellos cobrar los beneficios. De esa manera no se desalojan los criminales organizados como nunca antes se había visto en Venezuela.
  10. Si alguien consulta en Google ¿cómo salir de la tiranía que impone un grupo del crimen internacional organizado?, seguro conseguirá la respuesta que en Venezuela parece nadie encontrar.

De la Orden de los Caballeros de Fénix
Santos Luzardo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: