Destrucción del Parque Nacional Canaima por guerrillas con el OK de Maduro y Padrino López (+Video)

Trinidad Martel / Venezuela RED Informativa

La destrucción del Parque Nacional Canaima, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1994, es otro legado del Socialismo del Siglo XXI y en el cual Maduro ha hecho énfasis de destruir de aceleradamente a toda una nación.

Ha permitido Maduro con el apoyo de las Fuerzas Armadas que tienen todo el poder en el Arco Minero de Guayana, que grupos delictivos y de la guerrilla colombiana practiquen abiertamente la minería ilegal mientras siguen “los diálogos” en la Isla de Barbados y en el Reino de Noruega.

Los que hemos tenido el privilegio de conocer este Paraíso del Edén, la cual es una de las zonas más antiguas del planeta, cuna de historias fantásticas y de muchos misterios, en donde nace la catarata más alta del mundo, nos sentimos con una infinita rabia y de una impotencia paralizante, de cómo un gobierno genocida como el que existe en Venezuela, no tiene el más mínimo de los escrúpulos con acabar todo lo que está a su paso y lo de CANAIMA es ¡demasiado!

A través de videos y fotografías se observa la actividad minera ilegal en el río Carrao y en las adyacencias del Ayantepui, a nadie del Gobierno de Maduro le interesa “hacer cumplir las leyes” y como ha señalado en otras oportunidades la colega periodista Valentina Quintero: “Es responsabilidad de Venezuela protegerlo, defenderlo, cuidarlo, mantenerlo para las generaciones que nos siguen. Aquí está el Salto Ángel. Kerepakupai Vená. Hay que ser profundamente insensible e indolente para permitir esta destrucción por pura avaricia. La minería ilegal en lugar se está expandiendo y abarcando nuevas zonas del parque”.

Lo que le está sucediendo de manera criminal al Parque Nacional Canaima, no es en la Isla de Barbados, ni es en Noruega, es la destrucción de un Patrimonio de la Humanidad, declarado así por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco por sus siglas en inglés) en 1994.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − 7 =