Diferida por tercera vez audiencia de policías agresores de Rufo Chacón

Trinidad Martel / Venezuela RED Informativa

La audiencia prevista para este jueves 12 de diciembre de los funcionarios policiales que dispararon en el rostro al adolescente Rufo Chacón durante una protesta por gas en el estado Táchira, fue diferida.

Por tercera vez el tribunal cuatro de control del estado Táchira difirió la audiencia preliminar. En esta ocasión argumenta que el cuerpo policial se encontraba este jueves de fiesta y no podían realizar el traslado de los detenidos.

“Nos dicen que los policías no pueden ser presentados porque hoy estaban de fiesta en la policía del estado Táchira. Me pregunto: ¿cuál es la payasada que tienen?, ¿dónde está la justicia?, ¿dónde están los derechos humanos hacia mi hijo? Le pregunto al señor Tarek dónde está lo que él dijo que para los policías iban a ser 30 años por lo que habían hecho, ¿dónde están los derechos humanos de los que él habla tanto?”, dijo Adriana Parada, madre de Chacón.

Teme que se le estén dando largas a este hecho por tratarse de funcionarios dependientes del Estado. «Si mi hijo hubiese tocado a un agente policial, ya me lo hubieran refundido quién sabe a dónde. Quiero justicia para mi hijo ya», acotó.

Cambio de reclusión: Adriana Parada declaró a TV Venezuela que no comprende cómo los funcionarios permanecen en una de las sedes de la Policía del Táchira y no en el CICPC tal y como lo habría ordenado el juez.

“Yo me pregunto: ¿qué pasa con los derechos humanos de mi hijo?”, afirmó Parada. Según datos de la madre del adolescente, la audiencia se realizará el próximo 16 de enero.

Parada manifestó su descontento con la situación y tildó los retrasos de “botella de humo”, pues piensa que los responsables del hecho nunca serán presentados.

Caso del adolescente Rufo Chacón: El Ministerio Público acusó al director de la Brigada de Orden Público de la Policía del Estado Táchira (PoliTáchira), Javier Useche Blanco (43), y al supervisor jefe auxiliar de Servicios Generales, Henry José Ramírez Hernández (44), por su presunta responsabilidad en las heridas ocasionadas a dos adolescentes de 16 años, otro de 14 años, una mujer y un hombre.

La situación ocurrió en horas de la tarde del pasado 1 de julio en la autopista San Cristóbal-La Fría, específicamente en el sector Táriba, municipio Cárdenas del estado Táchira.

El citado día, una brigada de funcionaros de PoliTáchira se presentó en el mencionado lugar y, sin mediar palabra, arremetió contra un grupo de manifestantes que exigía el servicio de gas doméstico.

Durante los enfrentamientos, los funcionarios accionaron sus armas tipo escopeta, cargadas con perdigones, lo que ocasionó varias heridas en el rostro a uno de los adolescentes de 16 años, además de otras lesiones a los jóvenes presentes y dos adultos que se encontraban en la zona.

Los heridos fueron trasladados al Hospital Central de San Cristóbal, donde se determinó que Rufo Chacón, herido en el rostro sufrió evisceración traumática de ambos ojos con pérdida total de la vista, mientras que el otro adolescente de 16 años sufrió una herida de 10 centímetros de longitud en el cuero cabelludo.

Por su parte, el adolescente de 14 años presentó un traumatismo craneal, y los adultos sufrieron lesiones menores. El mismo día del hecho, los funcionarios fueron identificados por familiares de las víctimas y testigos, por lo que fueron aprehendidos por efectivos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) y puestos a la orden del Ministerio Público.

Las fiscalías 76ª nacional, 16ª y 20ª de Táchira, además de la 90ª del Área Metropolitana de Caracas, acusaron a Useche Blanco como autor del delito de homicidio intencional calificado en grado de frustración en detrimento del adolescente de 16 años, trato cruel y uso indebido de arma orgánica.

Asimismo, Ramírez Hernández fue acusado como cooperador inmediato del delito de homicidio intencional calificado en grado de frustración en perjuicio del joven antes mencionado, trato cruel contra los muchachos acompañantes de 16 y 14 años, así como de los dos adultos presentes en el lugar.

En el escrito consignado ante el Tribunal 4º de Táchira, la representación fiscal solicitó la admisión de la acusación, el enjuiciamiento de los dos funcionarios y que se les mantenga la privativa de libertad en la sede del CICPC en San Cristóbal. (Esto último no se cumplió, los agresores están “cómodamente” en la sede de PoliTáchira).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 − uno =