Dinero ajeno

Editorial / Venezuela RED Informativa

Con la caída de alguna línea de producción imaginaria, en alguna refinería del país que ya no sea chatarra, se pone más complicado todavía el suministro de combustible en toda Venezuela.

Aunque ya lo sabemos: para la oposición venezolana “eso” ni es un problema ni tampoco es importante. Igual el hecho de que la gasolina y el gasoil hace muchísimo tiempo se pagan en este país en dólares o en euros o en pesos colombianos y hasta en Titis de Trinidad & Tobago. Y que, para postre, el precio de venta por cada litro lo establece la NARCOGUARDIA nacional como le da su real bolsillo.

Para estos otros rufianes, los problemas de todo un país solo son de naturaleza política. Y todos ellos solo pueden ser resueltos a través de una máquina de votación arreglada. La “estrategia” inteligentísima de estos otros malvivientes, es tratar de convencer a un país inteligente de que su decidía, su indiferencia por lo real de una nación destartalada en muchos pedazos, consiste solo en “jugar” al caos, tanto en lo interno como en lo externo, para que el chavismo haga implosión y llegue a una crisis de poder. Ahí, entonces, el gobierno y el señor Maduro dejarán amistosamente Miraflores, y “cesará la usurpación”. ¡Estúpidos!

Mientras estos renacuajos siguen fingiendo hacer de contrapeso político en un país en donde todas las instituciones están confiscadas y bajo completo control del régimen, los cubanos y las más negras fuerzas oscuras del planeta ya se arreglaron con los norteamericanos.

Ya se decidió una charada electoral auspiciada por el Departamento de Estado de los Estados Unidos de Norteamérica, para pasar al archivo muerto el “asunto” Venezuela. Fuera Donald Trump de la Oficina Oval, Venezuela es solo una ficha menor del ajedrez mundial, convenida con los chinos, bajo el manejo de los cubanos y boliburguses que están jugando a la Gran Maquila del Caribe.

¡La oposición va de palo! Es apenas un elemento de decoración; feo, muy sucio, pero nada más para relleno. La advertencia del señor Maduro está clarita: “Solo habrá elecciones si se desmantelan las sanciones”. La plata manda. Tiene razón el “Pollo” Brito: “¡Qué sabroso resulta hacer cosas con DINERO AJENO!”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve − tres =