Diputados de la MUD presos y humillados por la tiranía

Roberta Montesino / Venezuela RED Informativa

Tres diputados de la Asamblea Nacional legítima, y miembros de la MUD, permanecen presos y humillados en El Helicoide, sede de la policía política Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) del régimen de Nicolás Maduro. Entre ellos, y el más antiguo detenido, es el parlamentario Juan Requesens, encarcelado desde agosto del pasado año, e involucrado presuntamente en el fallido intento de magnicidio contra Maduro, en un acto militar en Caracas. La audiencia preliminar de su proceso se ha suspendido en tres ocasiones.

A Roberto Marrero lo acusan de poseer armas para un presunto golpe y al diputado Edgar Zambrano, vicepresidente del Parlamento, lo detienen en el marco de la rebelión frustrada que inició Juan Guaidó el 30 de abril pasado.

Sin embargo, sus compañeros de partidos continúan por una ruta torcida, oxigenando aún más al régimen con el famoso diálogo que ha sido infructuoso, mientras ellos pagan una pena injustamente, sin ningún beneficio procesal, violándoles todos los derechos humanos, en una dictadura que le dio un puntapié al Estado de Derecho y a la democracia en Venezuela.

En este sentido, la frase de Churchill y la vergonzosa negociación que la provocó le “cae al pelo” a la Mesa de Unidad Democrática (MUD): “Tenían que escoger entre la humillación y la guerra. Escogieron la humillación y ahora tienen las dos: la guerra y la humillación”.

Roberto Marrero el día de su injusta detención
Las imágenes que corroboran la humillante prisión que padece el diputado Requesens

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 3 =