Docente de 76 años es sepultada después de 4 días de fallecida por falta de recursos

Trinidad Martel / Venezuela RED Informativa

A la 1:50 pm un carro fúnebre color verde llegó al conjunto residencial en dónde vivía la docente, en el sector El Cují de Maracaibo. Los restos de Gladys Hernández, luego de cuatro días, fueron bajados del apartamento en un ataúd marrón. Vecinos asomados por sus ventanas despidieron a quien por años fue su vecina.

Gladys Hernández, docente jubilada de 76 años, falleció en su apartamento, ubicado en el núcleo 3 de Residencias El Cují, el pasado domingo 3 de noviembre por muerte natural. Hasta las 9.00 de la mañana de este miércoles su familia no había logrado darle un velorio y entierro por no contar con los recursos económicos necesarios, reseñó la página web de noticias portaldenoticias.com.ve.

“Gladys fue muy buena persona. No podía seguir allí sin recibir un entierro digno”, relató una de las vecinas que se conmovió por el caso.

Esperando respuesta

En el cuarto piso del edificio 4, la mañana de este lunes seguía la familia de Hernández esperando una respuesta a todas las solicitudes de ayuda que realizaron. “Es inconcebible que después que una persona haya pagado 32 años de servicio funerario hoy salgan que no tienen para resolver y que eliminaron ese plan por el aumento”, lamentó una sobrina de la difunta que prefirió no identificarse.

Gladys, madre de un solo hijo y de familia pequeña, dedicó su vida a educar niños. Antes de jubilarse ejerció como directora en la Unidad Educativa Gabriela Mistral al oeste de Maracaibo.

“Ella empezó como maestra de primaria, subdirectora, directora hasta alcanzar el cargo de supervisora de la zona escolar. Para terminar de esta manera. Esto no tiene nombre, el caso de mi tía demuestra que aquí se estudia y se trabaja para nada”, contó con un gesto de molestia la familiar de la difunta que vestía ropa de luto.

La familia señalaba que de no encontrar solución “nos tocará entregarla a medicatura forense. No tenemos otra opción”.

Vecinos de Hernández también desde el lunes 4 de noviembre se estaban movilizando en búsqueda de ayuda gubernamental, sin embargo, no habían recibido respuesta por casi 4 días.

Decían: “Tenemos mucho dolor e indignación por esta situación. Si no nos ayudan para el mediodía de este miércoles, vamos a sacar a Gladys para la avenida a ver si alguien nos escucha”, dijo Eva Villalobos, vecina, quien además manifestó sentir temor porque el cuerpo de la fallecida ya emanaba mal olor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − 9 =