¿Dónde está la avalancha de votos de Biden-Harris?

Lisette Behrens / Venezuela RED Informativa

Estoy muy confundida por lo que está pasando en el país que escogí y juré hacerlo mío y defenderlo como ciudadana. Mi país EE.UU. Siendo mi país de origen Venezuela. Me siento cada vez más cerca del desastre de 1988 hasta nuestro día, de mi país originario, Venezuela, y es horrible vivirlo de nuevo políticamente hablando. En USA, no hubo encuesta que dijera salvo una, que Trump ganaría la reelección, ¡pero además que perdería por una diferencia aplastante!

Los medios se dedicaron cada uno hacer sus proyecciones dando también ganador aplastante a Joe Biden y no contentos con esto, los periodistas dejaron de serlo y pasaron a formar filas como militantes del partido demócrata, crearon una matriz de opinión. Construyeron un mismo libreto y siguieron este patrón. Todos contra Trump. Esa fue toda la campaña.
Algo que me llamaba la atención era que el coronavirus era una pandemia, o sea, un virus mundial, ¡pero el único país que culpa a su presidente de la muerte o contagio del virus de la gente es el presidente Trump! Esto todos los días en cualquier medio de comunicación, fue la bandera del partido demócrata. Cada vez que nos daban las cifras, venía el comentario de culpabilidad de Trump.

No vi en ningún otro país a su gente decir que el presidente o primer ministro era culpable de las muertes de su país. Eso fue demasiado evidente. Casi deseaban que hubiera más muertos para tener más argumentos en contra. Biden acusaba a Trump de no tener un plan. ¡Ahora, yo quisiera ver cuál es el plan de Biden y Harris para que no muera ni se contagie una persona más y a la vez suba el empleo! Porque la bolsa subió a pesar del virus, pero eso no se resaltaba.

Eran las letras chiquitas, al igual que tuvimos el mejor trimestre de 31.3 % en cifras de economía, cifra récord e historia en EE.UU. Me siento peor, viendo, no que perdí, sino la forma tan descarada como nos está siendo arrebatado el triunfo de Trump. La mitad del país o quizás más (no hay certeza) votó por Trump a pesar de las encuestas, a pesar de la campaña de los medios.

¿Dónde está la avalancha de votos de Biden- Harris? tampoco hay confianza de si ganó en buena lid? ¿Por qué? Porque en los estados capitales, los que más colegios electorales tienen quedaron con décimas de diferencias. Dicho esto, me pregunto también que papel de autoridad tienen los medios para proclamar a un candidato de su preferencia ¿cómo presidente?
Hasta ahora, no hay un comunicado oficial de que es el nuevo presidente, ni tampoco el presidente legítimo lo ha reconocido.

Entonces caigo de nuevo en Venezuela. ¿Tenemos dos presidentes actualmente? ¿Uno legítimo Trump y el otro ilegítimo nombrado por los medios? Hasta que escribo esto hoy 7 de noviembre, todavía se cuentan votos en Arizona, en Pensilvania se ordenó por parte de la Corte Suprema de Justicia, la federal, que separaran las boletas que habían llegado después del 3 de noviembre. Y el lunes próximo, 9 nov. 2020 anuncian una batalla legal por parte de los Republicanos, que están en todo su derecho a demandar y probar las irregularidades cometidas, o bien impugnar lo que crea conveniente, en fin, ejercer cualquier medida oportuna que tenga a bien demostrar. Gane o no, es su derecho is the Rule of Law.

Voy a poner un ejemplo sencillo. Imaginemos una competencia de golf, en el que al final, en el green, le quede al jugador que va ganando meter su último pot. (meter la pelota en el hoyo) Pero lo dan como ganador final porque presumieron lo metería por lo cerca que se encontraba la pelota del hoyo. Pero resulta que lo trató jugar después y no la metió, pero ya lo habían dado por campeón mundial. Y lo dan por ganador cuando no lo es. Entonces, aquí está sucediendo algo parecido.

Aquí les dejo esta pregunta, si no es incongruente ilegal. ¿Ilógico, peligroso para la confianza en las instituciones y reglas que afectan a la mitad de los electores del país? ¿Nos quedamos con la duda? ¿Tenemos hoy dos presidentes? ¿Uno legítimo en ejercicio y otro nombrado por los medios? Esto no ha terminado hasta que la otra parte ejerza sus derechos y si pierde, con transparencia, sea declarado como perdedor de la contienda. Esto es necesario para la sanidad y credibilidad en un país libre y sus instituciones. ¡Nos lo merecemos los ciudadanos de esta otra mitad del país!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce + catorce =