Dr. Rodríguez

Editorial / Venezuela RED Informativa

La mente enferma del Dr. RODRIGUEZ es a prueba del asombro colectivo. Con el fin de aportarle un poco de color a la próxima payasada electoral, regala a Leopoldo López y a Freddy Guevara con un poderoso baño de popularidad. Así, conecta al KOKI con estas dos joyitas en una trama muy bizarra de subversión, magnicidio y robo de la cesta de comida con que andaba la Caperucita pa’ que la abuela.

Aunque se trata de delincuentes, uno de ellos azote de barrio mientras los otros son de otro tipo, la cabeza truculenta del Dr. RODRÍGUEZ los hace coincidir a todos en un ficticio momento de WhatsApp.

No importa que la propia dueña del sistema advierta sobre lo improbable de que solo un “muchacho” habilidoso desde su casa, y con un programita pirata, pueda fácilmente desencriptar conversaciones por mensajitos, como hizo el MI5 con que cuenta Miraflores, de lo que nos trató de hacer creer en cadena nacional.

La trama de siempre se repite otra vez. En época de elecciones/negociaciones de la MUD con el gobierno, siempre contamos con estas patrañas. De manera que tampoco extraña que la oposición de siempre trate de sacarle partido electoral a la detención de Guevara, a los siempre fallidos intentos de captura de Juan Guaidó y a la eterna imagen de superhéroe con que funciona López. ¡Simplemente conmovedor!

Y así las cosas, como a nadie en este mundo le falta Dios, ante los sucesos de la Cota 905, la fuga del KOKI y su conversión de matón en demócrata libertario; la captura de Freddy Guevara y el asedio a Juan Guaidó, la MUD llama a salir a la calle en tiempo de pandemia, sin vacunas, sin gasolina y sin intención alguna de ir a votar en las megas de noviembre.

Y como era de esperar: ¡Nadie les para!

Es obvio que esta pelea de vecindario local busca esconder “asuntos” mucho más gordos.

Aspiran a tapar el monumental escándalo sobre el saqueo y pillaje de los fondos y de los recursos entregados por la USAID, de manejo exclusivo de los mismos cuatro gatos de la MUD de siempre, que nunca llegaron a Venezuela. Además, de hacerle un pobre favor a la ola de protestas que se están desarrollando en Cuba, generando un ruido falso de proyecto de libertad en una Venezuela entregada por una oposición comprada. ¡En estos casos, mucho ayuda quien menos jode! Se entiende, ¿verdad?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − catorce =