Economía congelada

Trinidad Martel / Venezuela RED Informativa

El virus es un experimento socioeconómico sin igual, que hace apenas unos meses formaba parte de la ciencia ficción: ¿Qué ocurre cuando la actividad se congela por semanas?

Desde mediados de marzo, y al igual que la mayoría del planeta, Estados Unidos, la primera economía del mundo, se ha detenido en seco: los desplazamientos se han frenado, las tiendas han cerrado y los ciudadanos se han atrincherado en casa con el objetivo de ralentizar la expansión del coronavirus.

Unas de las consecuencias más graves es arrojar a millones de estadounidenses al desempleo ante la caída en la demanda.

“Basados en los recientes informes de desempleo (…) parece estar claro que las pérdidas de trabajos en las últimas cuatro semanas serán las más grandes en la historia de EE.UU.”, indicó Dante De Antonio, economista de Moody’s Analytics, en una nota a clientes.

Para el profesor de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) Till Von Wachter, experto en desempleo, “no es inusual” que algunos sectores aumenten sus contrataciones, incluso en recesiones económicas.

«Es una característica definitoria de las economías modernas y los mercados laborales que la creación de empleos y la destrucción de empleos continúan al mismo tiempo, y lo mismo ocurre en las recesiones. Ahora, la pandemia ha afectado la demanda de los consumidores, y esto ha tenido un impacto en el patrón de contratación que vemos», analizó Von Wachter.

Pizzas para la reclusión

De este modo, se está revelando una bonanza económica en determinados sectores de la economía.

El gigante de comercio electrónico Amazon anunció esta semana la contratación de 175.000 empleados ante el auge de la actividad, mientras que la cadena de pizzas Papa John’s ha anunciado planes para aumentar su plantilla en 20.000.

En una entrevista con EFE, el jefe de personal y diversidad de Papa John’s, Marvin Boakye, explicó que la empresa con sede en Kentucky es la solución «inmediata y rápida» para aquellas personas que se hayan quedado sin trabajo.

“Estamos en una posición única, al ser un restaurante especializado en entrega y transporte, para ayudar a nuestras comunidades a superar esta crisis”, dijo.

Otra de las compañías que está contratando a buen ritmo durante la actual pandemia es la cadena de supermercados Walmart, el mayor empleador de EE.UU.

En un texto enviado a Efe, su vicepresidenta y directora de recursos humanos, Donna Morris, celebra que desde el pasado 19 de marzo la empresa haya contratado a unas 200.000 personas para sus establecimientos y centros de distribución.

“Nos sentimos honrados de poder dar la oportunidad a tantos estadounidenses de trabajar mientras su esfuerzo ayuda a Walmart a servir mejor a los clientes durante este tiempo de mayor demanda”, explica Morris, quien no especifica, sin embargo, el tipo de contrato de estos nuevos trabajadores.

Farmacia, Servicio Crítico

Hablar de farmacia en EE.UU. es casi sinónimo de CVS Health. Con casi 10.000 puntos de venta a lo largo y ancho del país, la empresa ha notado en las últimas semanas una mayor demanda de sus productos y servicios de atención médica a medida que sus clientes buscan recursos «críticos» para afrontar la pandemia.

Por ese motivo, CVS ha acelerado su estrategia de contratación durante la Gran Reclusión y ha dado trabajo a 50.000 nuevos empleados, especialmente dentro de las comunidades afroamericanas y latinas, según contó a EFE su directora de recursos humanos, Lisa Bisaccia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − doce =