Economista Francisco Rodríguez: “Acuerdo Petrolero Humanitario generaría US$ 8 millardos en importaciones de bienes”

Trinidad Martel / Venezuela RED Informativa

La fundación Petróleo por Venezuela, dirigida por el economista Francisco Rodríguez, publicó este miércoles, 27 de noviembre, el papel de trabajo (white paper) del Acuerdo Petrolero Humanitario, que contiene los detalles técnicos para la implementación y funcionamiento de la iniciativa, cuyo principal objetivo es proteger a los más vulnerable de los efectos colaterales de la crisis política.

“No es secreto para nadie que las medidas aplicadas por Estados Unidos han tenido un impacto sobre la economía y, a medida que el conflicto se alarga, sus consecuencias se hacen más profundas. Es imperativo ofrecer a los venezolanos alternativas para atender sus problemas básicos aquí y ahora, mientras se soluciona la crisis política”, explicó Rodríguez, principal promotor de la iniciativa.

La ayuda humanitaria distribuida, a través del sistema de Naciones Unidas está atada a recursos de uso limitado. Para Petróleo por Venezuela, es fundamental buscar mecanismos transparentes, sostenibles y despolitizados que permitan aliviar el sufrimiento de la población más vulnerable.

El Acuerdo Petrolero Humanitario requiere de un pacto político que permita al país retomar las exportaciones de crudo a Estados Unidos, actualmente prohibidas por las sanciones petroleras, con la condición de que esos ingresos sean depositados en fideicomisos manejados por una junta administradora y la comunidad internacional, bajo la supervisión de la Asamblea Nacional y organismos internacionales acreditados. El estudio publicado por la fundación Petróleo por Venezuela detalla la viabilidad y aplicación de la propuesta.

El programa propuesto estaría regido por una Junta Administradora integrada por expertos reconocidos en las áreas petrolera y de asistencia humanitaria, nombrados de mutuo acuerdo entre las partes del conflicto político y con la participación de la comunidad internacional.
La junta tendría a su cargo la supervisión de las ventas de petróleo, la procura de importaciones y la distribución de bienes en el país, y designaría, además, un Comité de Asesoría en el que se incorporen representantes de agencias de la ONU.

Necesariamente, el gobierno de Estados Unidos debe emitir una nueva Licencia General especificando que se les permite a personas naturales y jurídicas de EE UU importar petróleo venezolano, siempre y cuando los ingresos se depositen en fideicomisos bajo el control y la supervisión del gobierno de Estados Unidos y la Junta Administradora. No se realizaría ninguna transacción financiera directa entre el gobierno de Venezuela, o sus entidades, y los compradores.

Rodríguez destacó que la propuesta no requiere ni contempla un levantamiento de sanciones.

“A la fecha, el Departamento del Tesoro ha emitido 35 licencias generales; nosotros proponemos una licencia adicional que permita generar los recursos necesarios para adquirir los alimentos y otros bienes esenciales que se necesitan para evitar un agravamiento de la crisis humanitaria,” destacó Rodríguez.

Subasta abiertas para la venta de crudo:Un Comité de Ventas tendría la tarea de organizar subastas abiertas para la venta de petróleo venezolano. Los contratos de compra realizados en el marco del programa se asignarían a los mejores licitadores en subastas abiertas, públicas y transparentes.

Mientras tanto, un Comité de Adquisiciones redactaría un plan trimestral detallado de compras basado en el informe del Comité Asesor y la lista de importaciones permitidas de la Junta Administradora, así como en el plan semestral de distribución de las ganancias.

La Junta Administradora designaría también un Comité de Distribución, integrado por profesionales venezolanos competentes con experiencia en agencias de ayuda humanitaria o en sistemas de distribución de alimentos y productos farmacéuticos. El sistema combinaría mecanismos de colocación a través del sector privado con un esquema de subsidios directos.

“En la medida de lo posible, el programa debe canalizar recursos a través de la red de distribución privada y subsidiar directamente al consumo. Esto permitiría evitar la politización de la entrega de la ayuda e impediría el surgimiento de un mercado negro de bienes subsidiados,” explicó Rodríguez.

Importaciones por $ 8 millardos: La Fundación Petróleo por Venezuela estima que a través de esta iniciativa se podrían generar $ 8 millardos en importaciones de bienes e insumos necesarios para atender la crisis humanitaria de Venezuela. “Aún después de descontar los recursos que se destinarían a asegurar el funcionamiento del sistema, estamos hablando de la posibilidad de quintuplicar la oferta actual de alimentos y medicinas traídos al país,” apuntó Rodríguez.

El lanzamiento oficial de la propuesta se realizará durante un conversatorio en Washington DC, el día 2 de diciembre, auspiciado por la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (Wola), una organización fundada en 1974 que promueve de la investigación y los derechos humanos en la región.

“Mucho se ha hablado sobre qué hacer el día después. Sin embargo, no podemos imaginar el mañana si descuidamos el presente. No podemos decirles a los venezolanos que están sufriendo la crisis que solo deben sentarse a esperar. Necesitamos soluciones para el aquí y ahora”, concluyó Rodríguez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × cuatro =