Economistas y analistas financieros ven inminente nueva reconversión monetaria en Venezuela para restar ceros

Úrsula Montenegro / Venezuela RED Informativa

“Las empresas o entes públicos y privados deben de tener presente que es posible que haya un cambio en el bolívar, aunque aún no se tiene claro si es verdad o cuando pueda ser”, apuntó Carlos Ramírez, economista y experto en banca.

Ramírez afirmó que aún «no está confirmada una nueva reconversión monetaria en el mes de agosto, sin embargo, «una próxima reconversión será algo inevitable”.

Sostuvo que la última reconversión que fue en 2018 ha hecho que haya una “inflación acumulada”, debido a que se están manejando “cifras astronómicas en términos de bolívares, las cuales complican las transacciones diarias”.

Asimismo, explicó que actualmente los sistemas administrativos de las empresas no están diseñados para manejar cantidades monetarias con muchos ceros, ya que se les hace más complicado facturar.

“Las empresas o entes públicos y privados deben de tener presente que es posible que haya un cambio en el bolívar, aunque aún no se tiene claro si es verdad o cuando pueda ser”, agregó.

Ramírez, comentó que el cambio se puede dar dependiendo de la inflación que se desarrolle en los próximos años, ya que desde la primera reconversión a la segunda pasaron 10 años.

“Hubo años donde la tasa de inflación anual estuvo por menos del 100%, pero cuando la misma se acelera entra la hiperinflación y fue lo que ocurrió en el 2018, de ese año hasta ahora se han sufrido inflaciones por más de 1 millón por ciento anual”, afirmó el economista.

Asimismo indicó que se debe evaluar en cuánto está la inflación del 2021: “Han estimado que la misma podría estar entre 1.500% a 3.000%, pero si seguimos así vamos a estar igual dentro de cuatro a cinco años”.

Por último, manifestó que un 70% de las transacciones actualmente se hacen en moneda dura y por ende no se requiere de billetes en bolívares, pero obviamente sí dólares en efectivo: “La dolarización llegó para quedarse, a menos que cambien las políticas macroeconómicas”, lo cual no es algo que se estime muy cercano en la actualidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 − 3 =