Eduardo Fernández: “A pesar de esfuerzos del gobierno por destruirnos, el país sigue con base para su desarrollo”

Trinidad Martel / Venezuela RED Informativa

Hasta finales del 2019 siempre conversábamos con Eduardo Fernández en IFEDEC, en dónde siempre ofrecían excelentes conferencias en el ámbito económico, político e internacional, con los mejores en su área y todos participaban con total libertad para expresar sus opiniones. Nadie hablaba bien del gobierno, porque es sumamente difícil hablar “bien” del régimen.

IFEDEC, Instituto de Formación de Líderes y Diseño de Políticas Públicas fundado por Arístides Calvani (QEPD), tío de su esposa Marisabel, está ubicado dentro del territorio del SEBIN y de Telesur, Boleíta Norte (muy arriba). Calvani y su esposa Adelita, también están en el camino de la santidad, como ya lo es nuestro amado Beato doctor José Gregorio Hernández.

Eduardo Fernández, al igual que todos los venezolanos está muy feliz con la beatificación del Dr. José Gregorio Hernández, aun cuando fue este viernes autorizó la beatificación del “médico de los pobres”, ya él estaba “dateado” días antes de esta gran noticia, para quien LO santo y maravillosa noticia, arropa todos los complejos sucesos políticos que han ocurrido en esta semana que está finalizando.

El Vaticano anunció este viernes 19 de junio que el papa Francisco autorizó la beatificación del médico venezolano José Gregorio Hernández, un devoto católico nacido el 26 de octubre de 1864, en el estado Trujillo. Se le considera un médico santo, capaz de curar enfermedades, principalmente en América Latina.

Quien suscribe esta nota, le comentaba hace 8 meses a varios participantes de las muchas conferencias que allí se dan, bajo la responsabilidad política y también un importante legado familiar para el país, que Eduardo Fernández tenía que manejar IFEDEC con muchísimo equilibrio y ‘’cuidado” porque están dentro del territorio del SEBÍN, y todos los venezolanos sabemos lo que allí sucede. Y no puede ponerse a “tirar piedras” y tener un verbo encendido, porque sería una inmensa pena que todos estos hermosos espacios de “suma intelectual y de otras visiones”, se convirtiesen todos sus espacios en una GESTAPO del gobierno, y todo el esfuerzo de un hombre como Calvani, que va rumbo a la santidad con su esposa Adelita ¡se pierda con un solo chasquido!

Volvemos a destacar que el Dr. Calvani y su esposa Adelita están en la causa de la santidad en el Vaticano, como modelos de cristianos ejemplares…

Además, que Eduardo Fernández, los que hemos seguido la política del país muy de cerca desde hace varios quinquenios, sabemos que nunca fue “incendiario” en sus participaciones como diputado en el extinto Congreso Nacional, así a muchos ¡hoy! no nos guste su estilo, en momentos en que la mayoría no chavista, y que nunca fue ni Castrista, ni fidelista, como siempre lo fue y es Eduardo Fernández, le digan al régimen todos los calificativos que se merecen.

Fernández siempre fue y sigue siendo “muy Calvani: ¡Nunca dijo nada ofensivo o fuerte contra ningún político venezolano, así no le gustara el personaje al cual podría referirse!

A pesar de las terribles circunstancias en las que se encuentra Venezuela y que se vino a pique de manera brutal con el chavismo-madurismo, Fernández sigue siendo optimista con el país: Desde el punto de vista geográfico.

Somos un país caribe, atlántico, amazónico y andino. Estamos cerca de la más poderosa economía del mundo: los Estados Unidos que, históricamente, ha sido nuestro principal socio comercial y podría volver a serlo.

“Venezuela cuenta con gente muy preparada en todas las materias que importan para el desarrollo y el progreso. Hemos sufrido una dolorosa fuga de cerebros, pero estoy seguro de que con un cambio de gobierno muchos regresarán con gusto a servir al país”.

-A pesar de todo y de las cifras, nuestro país sigue contando con un enorme potencial petrolero. Con buenas políticas recuperaremos la industria y con buenas inversiones lograremos ser de nuevo una referencia en el mundo de los hidrocarburos. Igual pasa con los recursos mineros de Venezuela que son enormes.

-Ciertamente, el socialismo del siglo XXI ha destruido el aparato industrial venezolano, pero tendremos la oportunidad de reconstruir los polos de desarrollo industrial de todo el país. Un desarrollo industrial con las últimas y más sofisticadas tecnologías.

-Y no dejemos de lado, que el potencial agropecuario de nuestro país es inconmensurable. Con un nuevo gobierno, con políticas apropiadas y con sentido común Venezuela puede producir alimentos para satisfacer el mercado interno y para exportar.

-E igualmente, la gran riqueza de Venezuela, hasta ahora no explotada, es el turismo, que es un sector que genera divisas y genera empleo. ¡Y las posibilidades son enormes!

“Tenemos inmensos recursos hidrológicos. A Fidel Castro le escuché decir en alguna oportunidad que él envidiaba mucho el petróleo de Venezuela, pero que más todavía envidiaba los recursos hidráulicos con que contamos. Y, por lo tanto, también tenemos un importantísimo potencial eléctrico: Sin electricidad no hay desarrollo. Venezuela tiene recursos eléctricos para satisfacer el mercado interno y para exportar.

Y A pesar de todos los esfuerzos que ha hecho el gobierno por destruir nuestra infraestructura física, el país sigue contando con una base importante para su progreso y su desarrollo.

Por eso es importante que tengamos un nuevo gobierno lo más pronto posible y al menor costo posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete − 7 =