El Arco Minero: “La gallina de los Huevos de Oro” de los Maduro-Flores y sus aliados

Alfonsina Ríos / Venezuela RED Informativa

El gigantesco proyecto del llamado Arco Minero de Guayana que abarca el 12 por ciento del territorio nacional al sur del estado Bolívar en Venezuela, supuestamente se convirtió en “la gallina de los huevos de oro” de la familia Maduro-Flores y sus socios de China, Turquía y Rusia, que se llenan los bolsillos con la explotación industrial del oro, esto de acuerdo a un extenso reportaje del diario español ABC.

“Denuncian que el Gobierno venezolano con la ayuda de China, Rusia y Turquía son los dueños de las nuevas plantas procesadoras que ingresan más de 5.000 millones de dólares al año”, así lo señalan para el reportaje de ABC del enviado especial Jorge Benezra.

Más adelante en el texto se informa: “El modelo de negocio lo encarna un grupo de inversionistas privados asentados principalmente en el sector Nacupay de El Callao donde ha sido creado hace un año el Complejo Industrial Aurífero Domingo Sifontes, que preside Eduardo Ribas, un nuevo mecenas del oro vinculado a la familia presidencial Maduro-Flores. Esta mega estructura industrial está compuesta por 12 molinos con capacidad de producción diaria de alrededor de 2.400 toneladas que se traducen entre 50 y 80 kilos de oro mensual. Estas plantas operan como procesadoras del material bruto extraído y recuperan el oro mediante cianuración, que en teoría tiene menor impacto ambiental”, indica ABC

Señalan que en el Arco Minero el régimen de Maduro conjuntamente con los chinos, turcos y rusos de manera industrial extraen oro, diamante, coltán, hierro, bauxita, entre otros minerales, y que aparte de repartirse la inmensa riqueza de los venezolanos, están haciendo un daño ecológico de grandes proporciones, desviando el curso de los ríos, afectando así, la represa del Guri, donde se halla la mayor hidroeléctrica del país, generadora de electricidad para el 70 por ciento de la nación.

El proyecto lo explotan 150 empresas mixtas de capital nacional y extranjero principalmente chinas, turcas y rusas para fortalecer las relaciones bilaterales con el Gobierno bolivariano, dicen en el reportaje.

“Al principio la idea del Arco Minero era bonita, pero cambió con la llegada de empresas contratistas acostumbrados a la estructura corrupta de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa), quienes están intentando monopolizar la industria minera. Todos estos señores son militares retirados o civiles relacionados con el alto gobierno. Solo una o dos empresas son de familias tradicionales reconocidas de toda la vida”, le comentó a ABC un empresario minero con más de 35 años en el negocio, que quiso permanecer en el anonimato por temor a represalias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cuatro =