El cascabel del gato

Editorial / Venezuela RED Informativa

Si la administración Biden/Harris realmente quiere hacer algo por Venezuela, algo que impacte en “algo” más que sobre un mundo de venezolanos escondidos por toda América, con la concesión de un TPS; algo por TODO un país…

Si el Estado Vaticano, los Países Fronterizos, la Unión Europea y los tantos grupos y asociaciones de “solución” creados para abordar el “asunto” Venezuela de verdad verdad están interesados en ponerle EL CASCABEL AL GATO

Si todos ellos se toman en serio, y no como un chiste tropical, la desintegración postmoderna de un país que día a día se hace más y más pedazos, a plena luz del Sol y a la vista de todo un Mundo….

Entonces, empujemos juntos la tesis de la Junta Patriótica y de la Resistencia venezolana: obligar al Mundo Libre a que penetre en nuestro país, en la forma de una Fuerza de Paz.

Un contingente de fuerza que haga territorio en Venezuela, con el fin de neutralizar y estabilizar a las docenas de grupos y de contingentes irregulares que tienen tomado por su cuenta a nuestra nación.

Es decir, una Fuerza de Paz no beligerante, pero con capacidad de respuesta militar, que nos ayude a recuperar el control sobre nuestro territorio.

¡Hay que ser serios! Acá no se puede convocar a ningún tipo de ELECCIONES LIBRES, ni aún pudiendo hacerlas. El país actual esta concesionado, desde el más alto “gobierno”, a las fuerzas más violentas y más siniestras del Hemisferio Occidental. Y, de pasapalo, estas se pelean entre ellas y dominan enormes cantidades del territorio de la República.

Lo del Alto Apure, es solo un episodio más de la serie producida por la Mafia Bolivariana en estos 22 años. La presencia de un Estado Hampón, ha fragmentado a todo un país para “asegurar” su continuidad en el poder. Sus negocios turbios; la producción y distribución de drogas, bajo protección del gobierno; el contrabando y la extorción como las expresiones para remunerar/premiar a las fuerzas dedicadas al mantenimiento del orden público, etc., etc., etc.

Pero, primero lo primero. Ponerle EL CASCABEL AL GATO: recuperar la gobernabilidad en el país. Y eso solo se puede conseguir con la entrada en el juego político y militar de una FUERZA MULTINACIONAL DE PAZ, que inicie el reacomodo del encochinado rompecabezas de la Venezuela Actual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + nueve =