El chavismo fusiló a Bolívar

Pablo Marcial Medina Carrasco / Venezuela RED Informativa

¿Quién lo diría? En tiempos en los que se reivindica el bolivarianismo, la moneda que lleva el nombre del Padre de la Patria es desdeñada, los venezolanos le huyen, le perdieron la confianza, tanto, que el uso frecuente del dólar como medio de pago en Venezuela alcanzó en noviembre de 2020, según la firma Ecoanalítica, un 65%.

Caracas y el resto del país, sólo quiere dólares, el dólar es la moneda anhelada y con la que se hacen más transacciones, el bolívar en cambio es rechazado por el público, toda vez que se esfuma de las manos por el miedo a su permanente devaluación.

Y pensar que los jerarcas del régimen hablaban del “bolívar fuerte” y de que “el bolívar estaba blindado”. Puras ironías de la historia de esta revolución que llegó desde1999, para honrar a Bolívar. ¡Dios!

Hoy el venezolano piensa en la moneda del Imperio, o sea en dólares y no en bolívares, no añora tener la moneda nacional en sus manos, ésta quedó para pagar pasajes.

La tendencia a dolarizar se sigue acentuando, porque la inflación también se sigue disparando, como un volcán que aterra a los consumidores, quienes en su gran mayoría sólo alcanzan a tener algunos bolívares en su poder.

Maduro asegura que las transacciones en dólares no superan el 20%, ciertamente no hay evidencias sobre una dolarización financiera, pero cerca de un 30% de los depósitos en la banca se hacen en dólares, además el gobierno también estimula por una parte la dolarización como una “válvula de escape” y por otro lado habla de fortalecer al bolívar.

Maduro paradójicamente plantea la defensa del bolívar como signo monetario y a la vez negocia con la banca la digitalización de los pagos, utilizando divisas, con cuyo uso tan frecuente dejan ver aun país, que está renunciando poco a poco a su soberanía financiera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece + 6 =