El chavismo prepara show electoral obviando el caos venezolano

Glenda Romero / Venezuela RED Informativa

En momentos en que el hambre aprieta el estómago de los venezolanos, porque viven con el salario más bajo del mundo y al mismo tiempo padecen la inflación más alta del mundo, el Parlamento unicolor de Venezuela, aliado con sectores de la oposición, designa un CNE que prevé convocar elecciones, para constituir un show en el que el ciudadano no cuenta, sino para legitimar el fraude electoral.

Esta conjura obvia que las prioridades de la ciudadanía, constituyen un caos, que no sólo incluye la pandemia del covid, sino que privilegia el hambre, la falta de agua, de luz, de medicinas, de hospitales y de seguridad pública, entre demasiados males.

Las elecciones no son prioridad, ni necesidad para el pueblo venezolano y menos si niegan y violan el principio a la democracia y al pluralismo.

Ese CNE nace de un Comité de postulaciones integrado en su mayoría por diputados oficialistas, obviando la presencia que debería tener los representantes de distintos sectores de la sociedad civil.

Secuestra el derecho de participación de los sectores postulantes, seis de los once diputados del comité de postulaciones, fueron de las filas del oficialismo y varios de los diez representantes de la sociedad civil, aparecieron vinculados al chavismo.

El exdiputado y ahora vicepresidente del CNE, Enrique Márquez, quien había sido postulado por el sector de las universidades, fue seleccionado por la AN como uno de los representantes de la sociedad civil.

Pedro Calzadilla, exministro de Educación Superior y actual presidente del árbitro electoral, fue postulado por la sociedad civil, pero fue nombrado como representante del Poder Ciudadano.

Esta irregularidad se extiende a los rectores suplentes como Leonel Parica, Saúl Bernal, Conrado Pérez y León Arismendi, quienes fueron postulados por la sociedad civil, el Poder Ciudadano, y las universidades, respectivamente, pero fueron designados por la Asamblea, en representación del Poder Ciudadano.

En la Asamblea, compraron y se dieron el vuelto, olvidaron que la designación de las autoridades del CNE, no es potestad exclusiva del Parlamento y así burlaron el criterio de participación colectiva que consagra la Carta Magna.

Tres rectores principales Tania D´Amelio, Pedro Calzadilla y Alexis Corredor y seis suplentes Carlos Quintero, Francisco Garcés, Leonel Parica, Rafael Chacón Guzmán, Gustavo Vizcaíno y Saúl Bernal, están vinculados con el PSUV.

Pedro Calzadilla, actual presidente del CNE, fue ministro de Educación Superior y de Cultura, Corredor fue miembro de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente.

Tania D’Amelio fue diputada por el chavismo y junto al suplente Carlos Quintero fue designada írritamente por la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia.

D’Amelio es la única que repite como rectora; este sería su tercer período en el organismo.

En este nuevo CNE, tres rectores principales y seis suplentes están o estuvieron vinculados con el PSUV.

La oposición baila el mismo son

En el caso de los rectores opositores, Enrique Márquez, ahora vicepresidente del organismo, fue dirigente del partido opositor Un Nuevo Tiempo, y fue electo diputado para el período 2015-2020.

Roberto Picón viene de ser asesor de la MUD, órgano político de alianza antichavista. Picón viene de las filas del partido Primero Justicia y dirigió la campaña presidencial de Henrique Capriles, para las elecciones del 7 de octubre de 2012.

Hoy es rector de ese nuevo CNE, pero está acusado incluso, por su oposición al chavismo, de traición a la patria.

La eficiencia revolucionaria

Este nuevo CNE, de forma muy expedita ya instaló el comité logístico para elecciones regionales y municipales, en función de elegir el 21 de noviembre, los nuevos alcaldes, gobernadores, concejales y diputados regionales.

Estará integrado por el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino, el jefe del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada, Remigio Ceballos, la ministra de Interior, Carmen Meléndez y algunos representantes del Ministerio de Energía Eléctrica y de Educación.

A ese comité designado por el nuevo CNE, también lo integran miembros de las empresas estatales de telecomunicación CANTV, Movilnet, Corpoelec y de la estatal PDVSA.

Desde ya prevén chequear la infraestructura de los centros de votación, que son los colegios. Mejorar los medios de transmisión y comunicación, garantizar el suministro de combustible para la movilización de máquinas y garantizar la energía requerida para la operatividad del sistema electoral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + 8 =