“El colmo de la miseria”

David Bonyuet / Venezuela RED Informativa

El Libertador Simón Bolívar dijo una frase profética “llamarse jefe para no serlo es el colmo de la miseria” … muy aplicable a estos tiempos, ¿sabrá Guaidó su significado? Ramón Aveledo nos hizo entender porque el chavismo ha durado tanto: “ojalá la iniciativa noruega sea recibida con madurez y responsabilidad por todos los actores venezolanos. Las diferencias entre nosotros existen y no discuto su legitimidad” … (muy interesante que no discuta la “legitimidad del usurpador colombiano”). Para el colmo de la miseria de Infiernozuela: vuelve el cuento del gallito pelón y sus diálogos, ¡vamos bien mal!

Parece un chiste, pero el gordiflón usurpador se une a la petición del gobierno legítimo y aseguró a USA que: “los problemas de los venezolanos son nuestros y los resolvemos nosotros”. Solo falta que ahora agreguen a Maduro al Gobierno de Emergencia Nacional, total otro chavista no va a cambiar el colmo de ese aborto gubernamental.

El presidente interino anunció recientemente muy emocionado que “he instruido iniciar una presentación pública del trabajo de defensa y protección de los activos del país en el exterior”, pero ¿por qué no pide que esos embajadores den detalles sobre cómo apoyan a los venezolanos guerreros migrantes que están en condiciones de abandono? Guaidó por favor instruya a todos sus amiguitos funcionarios para que publiquen que hacen y cómo ayudan a los venezolanos en el exterior; ¿cómo? ¿No han hecho nada? ¿No sirven pa’ un cipote? ¡Olvídelo! ¡Sus amigos embajadores son el colmo de la diplomacia!

No hay que ignorar que al menos Guaidó ratificó el Protocolo de San Salvador en sesión virtual de la OEA y dio la orden de transferencia de recursos a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Cruz Roja para dotar de equipos de protección al personal de salud en Infiernozuela, pero tampoco se puede ignorar que este trámite miserable se pudo haber agilizado en marzo. ¡Pero qué colmo!

El colmo de la miseria es quejarse de que “golpean a los adultos mayores” y asegurar en la misma frase que “mantenemos la lucha por hacer valer los derechos de los venezolanos”. Hasta ahora la lucha solo es virtual en la imaginación de quien ahora entendemos es el presidente del colmo imaginario de Infiernozuela; pues mientras no se hagan llamados concretos de ayuda ni se apoyen acciones de fuerza nunca sacaremos al conglomerado criminal.

Para colmo de males, en Infiernozuela, ¡seguimos sin rumbo fijo!

@DBonyuet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 1 =