El componente Ejército como factor integrante del poder nacional en Venezuela (capítulo II de seis)

J. Eduardo Guzmán Pérez / Venezuela RED Informativa

Evolución histórica del componente Ejército

Desde el inicio mismo de proceso emancipador en mayo 1812 que los protagonistas del movimiento secesionista que surge en Caracas y para América, se vieron en la necesidad de emplear la violencia casi de inmediato para reclamar los derechos emanados del documento suscrito el 5 de julio de 1811, conocido como el Acta de la Independencia de la Capitanía General de Venezuela de la Corona de la España Borbónica. Habían concebido la idea de formar una institución un cuerpo militar que fuera lo suficientemente capaz de garantizar la decisión, por una parte, de ser libres, y por la otra, servir de soporte al Estado recién nacido para garantizarle su existencia y su desarrollo.

Esos prohombres, eran los hijos y nietos de peninsulares españoles nacidos en suelo venezolano en casi su totalidad, que entre derrotas de poca monta y grandes triunfos protagonizaron desde las riberas del majestuoso Orinoco hasta las cumbres de Potosí muy al sur en las muy frías crestas andinas peruana, libraron los 80 encuentros muy sangrientos y llenos de martirio que ocurrieron durante la Guerra de la Independencia de buena parte del Continente Sur de América. Esos jóvenes fueron aquellos los escribanos, juristas y docentes que se habían convocado con fervor revolucionario para constituir la Junta Patriótica en Caracas el 19 de abril de 1810, fueron los mismos que un escaso año más luego suscribieron el Acta de la Independencia del 5 de julio de 1811. En ese momento había comenzado la lucha por la Libertad de América.

El capitán de las Milicias Reales Luis Ponte con su decisión intransigente quien congregó el sentir de un ideal y amalgamo un estado de conciencia que era ya colectivo y al grito de Firmes!! alerto al viejo Capitán General de la provincia de Venezuela que había comenzado la lucha de la independencia política y militar de la Indoamérica Española. Que ya era hora de liberarnos de más dos siglos de dominación Borbónica, queríamos sencillamente ser libres y conducir nuestros propios destinos por derroteros diferentes por los que hasta ahora habíamos transitado bajo ese tutelaje imperial. En ese momento sin la menor duda se parteaba una nueva era, un nuevo tempo una nueva época. Ese mismo día del 19 de abril de 1810 se le dijo de viva de voz a las autoridades españolas constituidas: Estamos convertidos en un Ejército y está naciendo la patria, las dos cosas al unisonó.

Integrando el Cabildo capitalino estaba la presencia de los futuros guerrilleros que se integrarían de inmediato a la guerra independentista entre ellos: Juan Pablo Ayala, Lino de Clemente, José Félix Rivas. Mientras confinado en los Valles del Tuy mantenían al joven capitán de los ejércitos del rey Simón Bolívar quien ante los acontecimientos se integraría a cumplir su cometido. En las deliberaciones de la Junta Suprema de Gobierno en 1810 ya había tomado la decisión de crear la Academia Militar y la Escuela Náutica para formar los cuadros militares que exigía el momento y que era la tradición clásica de la apoca. Estaba en proceso de parto una institución que, hasta hoy día con todos sus aciertos y errores, estos últimos los menos, ha sido columna y pilar fundamental de la vida institucional, como componente que es del Poder Nacional de Venezuela, Ejercito Nacional.

Historiador militar, fundador y miembro activo de la Sociedad Divulgadora de la Historia Militar de Venezuela. Miembro activo de la Asociación de Historiadores Militares de Hispanoamérica y el Caribe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 − 4 =