El éxodo venezolano sigue conmoviendo al mundo (+Video)

Glenda Romero / Venezuela RED Informativa

El rostro de la crisis migratoria venezolana, se ha expresado ante el mundo, a través de la imagen de un joven cruzando el Río Grande, que separa a Estados Unidos de México, con una venezolana de avanzada edad en sus brazos.

Hay imágenes en Internet que reflejan la masiva huida de venezolanos, cruzando estas aguas para llegar a Estados Unidos, y es que miles de venezolanos cruzan este río a diario, huyendo del oscurantismo de la revolución bolivariana, que ya supera un éxodo de más de 5 millones 600 mil migrantes.

Niños, jóvenes, mujeres, hombres y familias completas, descansan agotados, del otro lado del río, para recuperar el aliento y seguir la lucha emprendida.

¿Por qué el éxodo?

Escapan porque en el país ya no hay alimentos y los que existen, son exclusivamente para una minoría de privilegiados, lo mismo ocurre con las medicinas, y a ello se agrega una infraestructura sanitaria, que no atiende las necesidades de salud de la mayoría de los ciudadanos.

El agua por las tuberías es casi imposible, en todo el país, el servicio es intermitente, pero también lo es el servicio de la luz eléctrica y el servicio de internet. Está muy dificultada la educación a distancia, que está impuesta en el mundo por la pandemia.

Una serie de devaluaciones del bolívar y una hiperinflación muy prolongada, entre otras causas, han hecho que el salario mínimo no supere los tres dólares al mes; es decir, lo que cuesta por ejemplo un kilo de carne o un pollo. El desempleo es demasiado alto y se agrega en contra del trabajador, la ausencia de transporte, por la escasez de gasolina.

Los profesionales universitarios tampoco tienen garantía de un mínimo de calidad de vida, un médico con postgrado y especializaciones, no supera los diez dólares de sueldo al mes.

Venezuela ha perdido muchos profesionales y muchos científicos respetables, así como mano de obra calificada, que por falta de oportunidades ha huido del país.

Los niveles de violencia e inseguridad son alarmantes y la recurrente violación de derechos humanos, es tal, que incluso muchos venezolanos han pedido auxilio, ante instancias internacionales.

Balseros aéreos

Desde que el chavismo llegó al poder, en 1999 salir corriendo de Venezuela, era cosa de venezolanos de clase alta y media, entonces la huida era por avión.

Más tarde, el verbo incendiario de Chávez y su amenaza a la empresa privada, impulsó en septiembre de 1999, la escapada de 1086 venezolanos, que obtuvieron asilo de a través de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos.

En el año 2000, miles de venezolanos, herederos de la democracia que antecedió a Chávez, protestaban esperanzados en que se corregirían las irregularidades, que comenzaron a vislumbrarse.

Marchas y protestas callejeras, eran noticia cotidiana; de allí que más de 600mil personas, el 11 de Abril de 2002, salieron a reclamar la salida de Chávez del poder, lo cual derivó en un frustrado golpe de Estado, que incitó a muchos a irse del país.

En el año 2003, luego de que Chávez expulsara a más de 20.000 trabajadores de la estatal PDVSA, a raíz del paro petrolero que realizaron contra su gobierno, una oleada de especialistas del sector con sus respectivas familias, buscó refugio fuera de Venezuela.

Entre los años 2005 y 2008, cientos de empresarios emigraron a causa de la persecución política, la expropiación y la nacionalización de empresas industriales y agropecuarias.
En esa época nos llamaban en el exterior, comparándonos con el pueblo cubano huyendo del castrismo, “los balseros aéreos”.

Y con Maduro creció la diáspora

Con los inicios de Nicolás Maduro en el poder, 697.562 venezolanos salieron de Venezuela, es decir un 2,3% de la población total.

En el año 2016, 150 mil personas huyeron de Venezuela.

The New York Times publicó que ese éxodo de venezolanos, constituía “la emigración más alta en más de una década”.
En el año 2017, se profundizó la crisis económica y más de 1 millón 420 mil venezolanos abandonaron el país. Al año siguiente el éxodo aumentó a 2 millones 300 mil venezolanos.

En esta crisis humanitaria los migrantes venezolanos, lo han arriesgado todo y han sufrido entre otros males, desde los ataques de xenofobia de sus propios hermanos de Latinoamérica, hasta la emblemática Tragedia de Güiria.
En la frontera marítima entre Venezuela y Trinidad y Tobago, al menos 32 venezolanos de los 33 que murieron ahogados fueron identificados, cuando retornaban luego de que fueran rechazados y devueltos a mar abierto, el 13 de diciembre de 2020.

En esta época, ya es abrumadora la salida de venezolanos provenientes de sectores populares, gente de barrios y campos huyen desesperados por las fronteras.

La OEA y la agencia de refugiados de Naciones Unidas, ACNUR, han calificado la llamada “diáspora venezolana”, como el éxodo más grande que ha existido en la historia del hemisferio occidental, en los últimos 50 años.

Según fuentes especializadas, hoy existen casi seis millones de emigrantes venezolanos, regados en el mundo y los datos oficiales de ACNUR y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), estiman que para el año 2024, la cifra podría superar los 10 millones.

La foto que conmovió al mundo: Ambos venezolanos escapados del infierno de maduro, el joven se echó al hombro a la anciana para juntos pisar la tierra de la libertad en Texas
A salvo luego de la larga y ardua travesía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece + 4 =