El plan de Pompeo es el conveniente para la transición en Venezuela

Pablo Marcial Medina Carrasco / Venezuela RED Informativa

Están preparando una transición para  Venezuela que implica negociar perdones, se trata de una rendición  para salvar pellejos de culpables, ello  acarrearía la salida del Cachaco, de Cilia y de otros altos jefes del régimen; pero sobre todo pretende  frenar la sentencia de la Corte Penal  Internacional de La Haya, de donde saldrá el campanazo de alerta, para que se desarrollen los acontecimientos.

Están buscando un capítulo histórico parecido al que ocurrió en Colombia, con el bandido de Juan Manuel Santos y el privilegio de salvación que obtuvo la guerrilla de las FARC. Es decir, se trata de un cambio para que todo siga igual, como buenos alumnos de Lampedusa,  usan el gatopardismo en  un  esquema maquiavélico,   que busca  «cambiar todo para que nada cambie”. Este plan es para salvar a la narco guerrilla en la frontera y a cubanos, chinos, rusos e israelíes, entre otros.

Los pasos se han venido  cumpliendo cual  reloj suizo, el ilegítimo  Maduro no asistió al evento en el Campo de Carabobo y tampoco acudió al  Legislativo el 5 de julio. Ese día abdicó a favor de los Rodríguez y ese mismo día,  el presidente de EEUU Joe Biden,  embistió de Presidente de   Venezuela a Juan Guaidó. En una carta pública, el jefe de la Casa Blanca le dio un espaldarazo a Guaidó “en pos de una transición pacífica y democrática en Venezuela”.

La transición la presidirá el corrupto de Juan Guaidó,  a  Julio Borges lo impondrán  como Canciller y a Henry Ramos Allup lo colocarán en el alto gobierno, otros ingresarán a la repartición de los  cambures podridos.

A Guaidó además le garantizan que no le investigarán su corrupción en el Cucutazo, Monómeros, Citgo, ni en la gran ayuda humanitaria que recibió por parte de los organismos internacionales, toda vez que siempre, igual que Leopoldo López  se ha anotado en “programas de ayuda social”.

Un enigma  de las conversaciones sotto voce es quien ocupará la Cartera de Defensa. Allí no hay acuerdo porque Juan Guaidó sostiene que debe ser el narco general Clíver Alcalá Cordones, su General tanto en el Cucutazo, como en la Operación Gedeón.

Este escenario se explica en las reuniones de  Washington, a las que ha acudido, entre otros,  Gerardo Blyde, designado por Jorge Rodríguez, (ambos tienen negocios adjuntos en Fospuca).

Esta decisión  ya es conocida por el narco canciller de España, Josep Borrell y por su presidente Pedro Sánchez y también por el  narco reino de Noruega, quienes representan a la Unión Europea en la decisión de  preparar una transición    maquillada. No olvidemos que Guaidó y López forman parte de la Internacional Socialista. El Presidente Duque también está incurso en esa maléfica y perversa jugada.

Eso explica los  viajes de Leopoldo López, Ramón Guillermo Aveledo y otros, en el Bombardie del perseguido de la justicia Wilmer  Ruperty.

Ahora Guaidó y sus camarillas  pretenden imponerle este plan al pueblo venezolano, aprovechando las grandes dificultades por la que atraviesa,  y piensan que la patria de Bolívar  aceptará  esta falsa negociación, con la que  Guaidó  se convertiría en el Juan Manuel Santos de Venezuela.

La Junta Patriótica y la Unión de la Resistencia de Venezuela llamamos a oponernos a esta canallada,  y  adelantamos que nos vamos a dirigir  a los pueblos de Europa, América Latina y al Senado de  EEUU,  para  retomar la Propuesta Pompeo.

El plan  consiste en que tanto Maduro como Guaidó deben renunciar a ambas Presidencias. Se debe conformar un Consejo de Estado de 7 miembros, ello implica igualmente que  los factores internacionales deben retirarse de Venezuela.

La Fuerza Armada Nacional Bolivariana, en la que aún existen oficiales nacionalistas y libertarios debe defender el rol de esa institución, para que apoye democráticamente una transición que coincida con los intereses y necesidades del pueblo venezolano.

La FANB debe  comprometerse a respetar esta Transición y en virtud de la ausencia de una Asamblea Nacional, los mismos venezolanos debemos decidir cuál es el plan que conviene a los intereses de Venezuela, si  el plan de Biden o el de Trump.

Los venezolanos que viven  tierra adentro, como los venezolanos en la diáspora debemos declararnos  en emergencia, para conformar y designar ese Consejo de Estado por medio de  Asambleas de ciudadanos, de forma democrática y participativa, como lo mandata la Constitución.

Mike Pompeo el Canciller del presidente Trump.

Los hermanos Rodríguez se preparan para una transición maléfica.

El nuevo Presidente de la CPI Karim Khan ha generado mucha expectativa, en torno al caso de Venezuela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × dos =