El principio

Editorial / Venezuela RED Informativa

Nos quedamos solos. La Resistencia venezolana está sola. Con la salida de Trump del juego político, la Resistencia queda huérfana de padre. Gracias a los diligentes esfuerzos de Guaidó y sus enanos, América se inhibió, en su mejor momento, de emprender una aventura militar que extirpase a todos estos zánganos que nos gobiernan junto con los malvivientes del mundo sucio que los acompañan. ¡Hubo un momento…!

Ahora lo que queda es mister Biden, la señora Harris… y ¡Patria! No es descabellado predecir que pronto iniciaran “negociaciones” con el NARCOGOBIERNO de Caracas. Esa es parte de la “agenda” continental del partido Demócrata del siglo XXI, y no hay porque pensar que no la van a desarrollar. Lo mismo que descongelar las relaciones con Cuba y recomenzarlas en el mismo lugar que las dejó Barack Obama. El sueño de la Maquila del Caribe parece cada vez más cerca. ¡Los Castro y los boliburgueses bolivarianos deben estar de fiesta!

Seguramente hasta cumplirá su promesa mister Biden a los venezolanos entrampados en Norteamérica. ¡Es un hombre de palabra, no faltaba más!

Seamos optimistas. Permisos de trabajo y residencia para los “perseguidos políticos” venezolanos. ¡Cuenten con eso!

Todos tendrán papeles. Todos podrán trabajar. El asunto es que van a tener que saltar y brincar, pues en este país se va a profundizar la caída de la actividad industrial y se convertirá en crónico el asunto del desempleo. Pero mister Biden, afortunadamente, sabe mucho de eso.

Igual, con el acelerado desmantelamiento del America First y la pronta “normalización” de las relaciones comerciales entre USA y China, se da por descontado una reducción local de la producción y del empleo. Solo las bolsas crecerán y subirán como la espuma. Dinero estéril para la gente de a pie…

En Venezuela, oposición y gobierno bolivariano caminarán juntos y de las manitos hacia “la reconciliación nacional”. La tesis del Tío Leopoldo/Señor Maduro se impondrá. Con todo y olvido de los pecados…

Y, como siempre, en la mitad de los dos panes, una hamburguesa compuesta por la carne molida de 30 millones de pendejos tragaremos grueso y haremos de tripas corazón.

Veremos salir de sus madrigueras a todas las ratas escondidas detrás de las máscaras de la peste china y decir que “vale todo” si el objetivo es echar a andar al país.

Cuba, Irán, Rusia, guerrilla colombiana y cuanto malo esté enchufado con la porquería del siglo XXI sin timidez alguna establecerán las nuevas formas de unas maneras de maquila a la venezolana, que aumentarán la velocidad del circuito económico del país. ¡Y todo eso apenas será el PRINCIPIO!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 4 =